ARCHIVADO EN:

Un canal de comunicación privado enlaza a los vendedores de joyas, Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana de Barcelona con el objetivo de ir dos pasos por delante de los ladrones en Barcelona y el área metropolitana. 

A través de sistena de comunicación oculto al público, las tiendas comparten imágenes de sospechosos y denuncian el robo de objetos. Este mecanismo se ha desarollado tras el repunte de delitos que registró Barcelona en verano de 2019, según publica este domingo Crónica Global.

100 REINCIDENTES EN PRISIÓN

El objetivo de este chat es localizar y detener a los ladrones multirreincidentes. Desde que se puso en marcha la Operación Tremall el pasado julio la policía ha conseguido que 100 presuntos criminales entren en prisión. 

Este canal entre joyeros y agentes tiene el objetivo de demostrar la legalidad de los relojes robados que terminan en las tiendas donde se venden objetos de valor. "Cada reloj de lujo tenen un número de serie, como el número de bastidor de un coche", explica un relojero. Cuando se vende un producto se realizan dos comprobaciones: la que marca la Ley que marca 20 días de comprobaciones para determinar su origen y también en el canal con los Mossos.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.