ARCHIVADO EN:

Alerta por el robo a ancianos a la hora de cobrar sus pensiones. Los Mossos d'Esquadra han reforzado este miércoles el patrullaje en torno a los cajeros automáticos ante el riesgo de asaltos tras el cobro de pensiones, que se hace en día 25 y este mes coincide con el estado de alarma por el coronavirus.

Las patrullas han incrementado la atención en las cercanías de las entidades bancarias ante el riesgo de asaltos tras retirar en efectivo el abono de la pensión, han explicado los Mossos a Europa Press.

DISPOSITIVO PENSIÓN

El cuerpo cuenta con el dipositivo Pensión, con el que acentúa la vigilancia el día 25 de cada mes ante posibles robos dado que los pensionistas tienden a retirar buena parte del dinero al primer día de recibirlo, lo que la policía ha detectado que es aprovechado para asaltarlos cuando acuden solos.

Ante el escenario de confinamiento y restricciones a la movilidad, el cuerpo despliega el dispositivo también con una vertiente de seguridad sanitaria, ya que los cajeros pueden ser un punto de contagio.

Los Mossos recomiendan no acudir al cajero si no es imprescindible, no retirar todo el dinero disponible para el mes y hacerlo acompañado de un familiar manteniendo la distancia de seguridad.

Dado el riesgo de contagio de coronavirus, también apuntan la conveniencia de usar guantes y evitar tocar los botones y las pantallas de los cajeros automáticos.