ARCHIVADO EN:

Un intendente mayor y un subinspector de la Guardia Urbana declararán ante el Tribunal del Jurado por el asesinato de un agente del cuerpo durante la segunda semana de juicio, que se celebra en la Audiencia de Barcelona.

Según el guión previsto para el juicio, los dos mandos declararán el jueves a partir de las 10h, y después lo harán tres agentes de los Mossos d'Esquadra.

FISCALÍA PIDE MÁS DE VEINTE AÑOS DE CÁRCEL PARA LOS DOS ACUSADOS

El lunes están previstas declaraciones de testigos cercanos a los acusados, los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona Albert López y Rosa Peral, para quienes la Fiscalía pide 24 y 25 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía, con el agravante de parentesco para Peral, que era pareja de la víctima, el también agente del cuerpo policial Pedro R.

Para la segunda semana, el magistrado, Enrique Rovira, ha reservado el martes sin sesión del juicio, que se prevé que termine el 17 de marzo y en el que ambos sospechosos mantienen acusaciones cruzadas sobre la autoría del crimen.

TESTIMONIOS FUNDAMENTALES DURANTE LA PRIMERA SEMANA

Durante las primeras sesiones, el fiscal, Félix Martín, ha tratado de ahondar en la relación personal que existía entre los acusados en mayo de 2017, cuando se produjo el crimen, por lo que han declarado testigos de su entorno más cercano, como el padre de Peral y un compañero de trabajo que explicó que la acusada empezó a sembrar sospechas sobre López al intuir que podían atribuirle el crimen.

En las primeras sesiones del juicio también ha declarado ante la sala una interna de Wad-Ras con quien Peral compartió prisión, quien relató que la acusada le explicó que, la noche del crimen, había dado a Pedro R. medicamentos "para que se calmara", y que le aseguró que tenía ganas de matar a su exmarido, Rubén C., para lo que le preguntó si conocía a un sicario que pudiera hacerlo.

TAMBIÉN HAN HABLADO LOS TESTIGOS

También el jueves, declaró un vecino y amigo de la acusada, quien aseguró que la mañana del 3 de mayo de 2017 (dos días después del crimen) escuchó una motosierra en casa de Peral.

Respecto a la relación sentimental entre los acusados, una amiga de Peral declaró que vio como López le entregaba una una caja con un anillo de compromiso al tiempo que le decía: "Por si te lo piensas". Peral, que ya estaba comprometida con la víctima, Pedro R., se quedó el anillo, según relató la testigo: "Se lo puso y ya llevaba un anillo: llevaba uno en cada mano".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.