Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de l'Hospitalet de Llobregat han destapado un gimnasio ilegal que funcionaba a pleno rendimiento en el interior de una supuesta agencia de viajes. 

 

MÁQUINAS Y UNA CINTA DE CORRER

El presunto negocio para contratar paquetes de viajes era en realidad una burda tapadera que ocultaba una sala con máquinas y pesas que operaba desde hacía semanas. Los agentes han denunciado a siete personas que se encontraban en el interior.

El local acogía, al menos, media docena de aparatos para realizar diferentes ejercicios físicos incluida una cinta para correr.

ENGAÑO

La entrada del negocio lucía un aspecto muy parecido a cualquier otra empresa que vende viajes. Decenas de imágenes con destinos, precios y ofertas llenaban el cristal de la puerta del local, que tenía un gran letrero en la parte superior anunciado el nombre de la falsa agencia de viajes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.