Un juzgado de Barcelona ha absuelto a una estudiante y ha condenado a otros 10 por un delito de desobediencia grave a la autoridad.

Los hechos se remontan al 15 de marzo de 2018, cuando participaron en una protesta frente a la Secretaria de Universidades, en la via Laietana, para exigir al gobierno una rebaja del 30% en las tasas universitarias y una equiparación de los precios de grado y máster.

SENTENCIA

La sentencia obliga a pagar 1.080 euros a cada condenado como multa por desatender las ordenes de los agentes, que les obligaron a soltar las cadenas que los ataba al edificio de la Secretaria.

En el documento, el juez asegura que los estudiantes bloquearon la puerta de acceso al centro con una cadena metálica alrededor de las ocho de la mañana. Por ello, "imposibilitaron el acceso de usuarios y trabajadores, "invadieron la calzada y paralizaron el tránsito de vehículos y trabajadores en la vía".

ACTUACIÓN DE LOS MOSSOS

El escrito judicial explica que cuando llegaron los Mossos d'Esquadra les solicitaron el desalojo, tanto individualmente como a través de un megáfono.

A pesar de que la mayoría de manifestantes se fue, los condenados "imposibilitaron" su retirada y forzaron la intervención policial

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.