La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha denunciado que desde que se decretó el estado de alarma ha recibido algunas quejas por parte de la ciudadanía en referencia a "actuaciones policiales desproporcionadas y lejos de los criterios motivados".

En un comunicado, Vilà ha informado de que "la gran mayoría de las quejas recibidas hasta el momento hacen referencia a un trato no adecuado de la Guardia Urbana, y otras a la intervención de agentes de la Guardia Civil". Estas preocupaciones las ha trasladado al Defensor del Pueblo.

NO SON POR USO EXCESIVO DE LA FUERZA

La síndica de Barcelona ha recalcado que "la función policial durante este periodo debería tener un carácter de advertencia y pedagógico, y sobre todo entender bien las situaciones personales de los vecinos, que pueden verse obligados a desplazarse por motivos justificados".

En este sentido, Vilà ha asegurado que las denuncias recibidas no se debían a un uso excesivo de la fuerza, sino a "denuncias y sanciones económicas cuando, presuntamente, el ciudadano había demostrado que se desplazaba por motivos de salud y/o laborales".

Aun así, Vilà ha asegurado que "la tónica general de las actuaciones policiales en nuestra ciudad está siendo justificada y proporcional".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.