El grupo Seidor, vinculado a la familia del expresidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha llevado el gato al agua en el último contrato informático licitado por el Ayuntamiento de Barcelona: acaparó el 95% del concurso de suministro de equipamiento informático para el plan de despliegue 2019-202 del consistorio. El contrato ascendió a casi 1,25 millones de euros, de los que Saytel Servicios Informáticos se llevó dos de los lotes por un monto total de 1.187.642 euros.

Saytel es una compañía perteneciente a Seidor y uno de sus directivos es Juan Antonio Rakosnik, cuñado de Artur Mas. Hace años, el tema suscitó polémica, ya que cuando Mas llegó a conseller en cap de la Generalitat, contrató a Rakosnik como coordinador de los sistemas informáticos de la consejería de Agricultura, lo que implicaba de facto una externalización de los servicios a pesar de que el departamento tenía un responsable informático de la Administración. Rakosnik figuraba en aquel entonces como coordinador del Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació (CTI), con un salario de casi 100.000 euros anuales.

Posteriormente, cuando el convergente Xavier Trias se hizo con la alcaldía en 2011, el grupo Seidor comenzó a recibir cuantiosas adjudicaciones, lo que provocó interpelaciones y preguntas de la oposición sobre el tema. Desde el año 2012, el grupo Seidor, donde estaba Juan Antonio Rakosnik, se hizo con adjudicaciones por varios cientos de millones de euros. También levantó muchas suspicacias la generosidad del consistorio convergente con la compañía VASS, ligada a una sobrina de Helena Rakosnik, esposa de Mas, que pasó de haber recibido una exigua adjudicación en toda la historia a participar en un macroproyecto, junto a HP, de más de 50 millones de euros.

CON DERECHO A AUMENTAR EL PRECIO

El reciente concurso convocado por el consistorio de Ada Colau se convocó para dotar al Ayuntamiento de equipamiento informático y se dividió en cinco lotes. Dos de ellos acabaron en manos de Saytel y los otros tres fueron a parar a las empresas Punt Informàtic i Creatiu (19.389,86 euros), Univertia (12.878,88 euros) y Servicios Microinformática (25.190,81 euros).

El lote principal, que superaba los 1,15 millones de euros, era para la compra e instalación de estaciones de trabajo de sobremesa. En el informe justificativo del Ayuntamiento se prevé que el contrato de este lote puede sufrir modificaciones debido a la actualización que se pueda hacer de los equipos. “En atención a los datos de capacidad inventariada de la maquinaria instalada, se ha considerado que la posible ampliación del equipamiento a suministrar, junto con la atención de nuevas necesidades del Ayuntamiento, puede aumentar en una cuantía de hasta un 20% de las previstas inicialmente para el ejercicio del año 2020. Por tanto, se prevé una ampliación del contrato del lote 1 por un importe de 231.708,47 euros (IVA incluido)”. Cada uno de los ordenadores instalados costaron al erario público 870,43 euros más IVA, lo que aumenta su precio final hasta los 1.052 euros. Según especifica el informe citado, los demás lotes no preveían modificación de sus precios.

SUMINISTROS PERIÓDICOS

La misma empresa había suministrado ordenadores personales el pasado mes de julio a la gerencia de Seguridad por valor de 41.900 euros. Por las mismas fechas, firmó otro contrato de 9.895 euros para “tareas de apoyo técnico al cambio de mandato”, pagado por la gerencia de Recursos. A mediados del año pasado, Saytel se hizo también con un contrato para dotar de herramientas a los funcionarios y pudieran atender al público. Ese concurso, que ascendía a 6 millones de euros, se dividió en cinco lotes, de los que uno fue a parar a manos de esta compañía, por un monto total de 765.907 euros.

Diversas empresas del grupo Seidor consiguieron una veintena de contratos menores durante el año 2018 por un monto de casi 50.000 euros. Del año 2019 no constan aún cifras oficiales del volumen de negocios de estas empresas. Además, Drauta Ingeniería obtuvo el año pasado un contrato con la empresa pública Barcelona Serveis Municipals para el servicio de mantenimiento de webs y de software base por valor de 277.235 euros. Esta empresa adaptó también la web municipal e introdujo la aplicación de las fiestas de la Mercè (un encargo del Institut de Cultura de Barcelona) por 5.445 euros.

Al frente del grupo Seidor está Santiago Benito Martínez, que consta como administrador en un conglomerado de empresas ligadas a Seidor. Entre ellas, Hispania Seidor, IT Seidor, Seidor Training, Grupo Seidor, Quantum Tech, Saptech Soluciones, Microsistemes, Sinoptes, Drauta Ingeniería, Seidor Middle East, Human Capital Consulting, Dispal Astur, Newlog Nueva Lógica de los Negocios, Biskop IT Consulting, Trinitech Europe, Sistemas Inmóticos & Eficiencia Energética, Innovadag y Addonia Team.