El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido posponer la segunda fase de la implantación de la recogida puerta a puerta en Sant Andreu, tal y como ha anunciado este viernes Eloi Badia, concejal de Emergència Climàtica i Transició Ecològica.

La decisión llega después de la oleada de críticas vecinales que ha provocado el nuevo sistema en los últimos meses, y la misma semana en la que el consistorio ha aparcado su ampliación al barrio de Horta hasta ver cómo se consolidaba primero en Sant Andreu.

La segunda fase debía comenzar a aplicarse a partir del 18 de octubre, pero ya no hay fecha para desplegarla en el barrio. Badia ha detallado conversaciones con ERC, JxCat y la Agència de Residus de Catalunya para frenarla.

BADIA NO HACE AUTOCRÍTICA

"Antes de desplegar la segunda fase, consolidemos la fase 1", ha explicado. El regidor ha defendido "no generar confusión" en otros barrios y afianzar el puerta a puerta en Sant Andreu antes de extenderlo al resto de la ciudad. "Cuando esté consolidado, seguiremos. No venimos a imponer un calendario a los vecinos", ha zanjado.

A pesar del fiasco del Ayuntamiento y el cambio de planes anunciado este viernes, que enmienda el proyecto del gobierno Colau-Collboni sobre el Puerta a puerta, Badia ha rechazado hacer autocrítica. "Es difícil decir si hemos fallado o no", ha asegurado antes de afirmar que "los indicadores en Sant Andreu son positivos".

ERC: "FRACASO ABSOLUTO"

Desde las filas de ERC, la paralización del Puerta a puerta supone "el fracaso absoluto". "Se ha evidenciado una aplicación nefasta y se ha desaprovechado una oportunidad para tejer consenso respecto al sistema". Para los republicanos, la nueva recogida de residuos no ha arraigado entre la ciudadanía y han cargado a las diferencias entre los dos socios de gobierno -Barcelona en Comú y PSC-.

Para el partido de Ernest Maragall, el Puerta a puerta en Sant Andreu no se puede considerar una implantación sino una prueba piloto. "Tiene que servir de experiencia al gobierno para consolidar, ahora sí, un modelo eficaz que genere adhesiones de la ciudadanía". ERC ha pedido a Colau y a Badia que la paralización no sea sine die y ha exigido un calendario para las próximas implementaciones.

CS PIDE SU RETIRADA DEFINITIVA

Luz Guilarte, líder de municipal de Ciutadans, ha pedido en Twitter acabar, de una vez por todas, con el Puerta a puerta. Según la concejal naranja, la suspensión de la segunda fase no es la solución y sostiene que la única alternativa es su retirada definitiva. En sus palabras, el sistema de recogida ha estado mal implementando y sin contar con el beneplácito de los vecinos: "Una chapuza propia del desgobierno de Colau y PSC", ha añadido.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.