La carrera para ser síndic o síndica de Barcelona suma un nuevo nombre. Se trata de Rosa Cañadell, la exportavoz del sindicato del ámbito de la educación USTEC-STEs. De esta forma, se añade a los nombres de David Bondia (presidente del Instituto de Derechos Humanos de Cataluña), Ramon Nicolau ​(exconcejal del PSC) y Jordi Giró (presidente de la Confederación de Asociaciones de Vecinos de Cataluña-CONFAVC). Este último está pendiente todavía de que una entidad lo presente formalmente.

En conversación con Metrópoli Abierta, Cañadell confirma que la ha presentado la Unión Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación de Cataluña. Licenciada en Psicología y Magisterio, Cañadell ha ejercido más de 20 años como profesora de secundaria y otros cuatro como directora de instituto.

Articulista habitual en diversos medios de comunicación, Cañadell está vinculada a En Comú Podem. En las elecciones al Parlament de 2017 ocupó un puesto simbólico en la lista encabezada por Jéssica Albiach. También ha sido secretaria de Formación de Podem Cataluña y coordinadora de la gestora que dirigió el partido en 2020. "Ahora no tengo ningún cargo, solo soy militante". En el año 2000, Cañadell fue la candidata de Esquerra Unida a las elecciones generales. 

ATENCIÓN ESPECIAL A LOS MÁS DESFAVORECIDOS

"Creo que es un cargo que puedo desempeñar bien. Llevo muchos años vinculada a movimientos sociales", dice en referencia a la Sindicatura. La elección del nuevo síndic o síndica de Barcelona –la persona que es la defensora de los barceloneses ante el Ayuntamiento– se produce en medio de una crisis social sanitaria, económica y social y Cañadell explica que si está al frente de la oficina municipal dedicará una "atención especial" a los colectivos más desfavorecidos. Cita infancia, gente mayor, mujeres, inmigrantes, etc. y como temas que le preocupan especialmente, la educación, el acceso a la vivienda y la feminización de la pobreza​

Rosa Cañadell, en un acto de Podem Cataluña / EUROPA PRESS
Rosa Cañadell, en un acto de Podem Cataluña / EUROPA PRESS

La función del síndic o síndica de Barcelona es la defensa de las libertades públicas y los derechos fundamentales de la ciudadanía de la capital catalana, y la institución que encabeza esta figura es la encargada de supervisar las actuaciones del Ayuntamiento. Aunque el órgano depende económicamente del consistorio, el defensor/a no recibe órdenes de ningún gobierno ni del alcalde o alcaldesa. Para Cañadell, la Sindicatura de Greuges de Barcelona es importante porque es un lugar al que los ciudadanos/as se pueden dirigir para expresar sus quejas en el ámbito municipal y es un puente entre la ciudadanía y el consistorio para conocer todo aquello que no funciona en la ciudad.

LA ELECCIÓN EN JULIO

Las entidades inscritas en el Fichero General de Entidades Ciudadanas tienen hasta el próximo el 15 de marzo para presentar candidatos y candidatas. Una vez cerrada esta fase del proceso, el consistorio abrirá en abril una fase de "apoyo popular" –a través de la plataforma Decidim Barcelona– que irá acompañada de una campaña de comunicación para dar a conocer a las personas que se presentan. Las votaciones que se registren no serán vinculantes y la elección del nuevo síndic o síndica de Barcelona depende del consejo plenario del Ayuntamiento.

La actual síndica Maria Assumpció Vilà con la alcaldesa Ada Colau / TWITTER SÍNDICA DE BARCELONA
La actual síndica Maria Assumpció Vilà con la alcaldesa Ada Colau / TWITTER SÍNDICA DE BARCELONA 

A finales de primavera, la alcaldesa Ada Colau propondrá uno de los nombres y lo elevará al Consejo Plenario. La elección del síndic o síndica de Barcelona necesita del apoyo de dos terceras partes del pleno, compuesto por 41 concejales de todas las formaciones políticas. Así, la persona elegida necesitará el voto de al menos 27-28 ediles (el gobierno de la ciudad formado por Barcelona en Comú y PSC suma 18). Se espera que la elección sea en el pleno de julio.

MANDATOS DE CINCO AÑOS 

Hasta ahora, Barcelona solo ha tenido mujeres dirigiendo la institución. La primera fue Pilar Malla, entre los años 2005 y 2010, y la segunda es Maria Assumpció Vilà, que ocupa el cargo desde 2010. El cargo de síndic o síndica de Barcelona es por cinco años con la posibilidad de renovar por otros cinco. El sueldo de la persona que está al frente de la Sindicatura de Greuges es de 81.972 euros brutos anuales

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.