Carles Puigdemont ha cesado de sus cargos a cuatro consejeros de distrito del PDECat en Barcelona. En concreto, ha apartado a tres díscolos en Gràcia, y una cuarta en Sant Andreu. El motivo de esta decisión es el hecho de negarse a sumarse a las filas del nuevo JXCAT, que el expresident de la Generalitat lidera con mano de hierro.

Según informa este lunes Crónica Global, esta medida podría aplicarse a otros dos cargos municipales y ha sido ejecutada por Elsa Artadi, concejal y portavoz del partido en el Ayuntamiento de la capital catalana.

BONVEHÍ CIERRA FILAS 

Las cuatro personas afectadas por esta incómoda situación son Sílvia Mayor, Sílvia Manzano y Xavier Farrés en Gràcia y Anna Satorra, en Sant Andreu.

“Vosotros amáis Barcelona y lo habeis demostrado día tras día. Gracias por vuestro trabajo y compromiso. Todos y todas hemos sido testigos. Arraigados en sus distritos y abiertos en Cataluña y en el mundo seguimos con más fuerza que nunca”, ha asegurado en un tuit el presidente de PDECat, David Bonvehí. La formación valorará en las próximas horas cómo reacciona a esta nuevo ataque de Puigdemont.

La candidata del PDECat a la Presidencia de la Generalitat, Àngels Chacón / EUROPA PRESS
La candidata del PDECat a la Presidencia de la Generalitat, Àngels Chacón / EUROPA PRESS

El PDECat ya denunció algunas represalias parecidas en el pasado reciente contra cargos que se han negado a romper el carné del partido para incorporarse a JxCAT. El caso más conocido fue el de la exconsejera de Empresa, Àngels Chacon, destituida de su cargo y que ha sido designada candidata a la presidencia de la Generalitat. Fue relevada por Ramon Tremosa, sin experiencia empresarial pero un gran activista por la independencia de Cataluña.

JxCAT SE DEFIENDE

Por su parte, el grupo municipal de JxCat en Barcelona ha afirmado que el cese de consejeros municipales del PDECat se debe a "que su fidelidad está con otro proyecto político", y ha añadido que se trata de decisiones legítimas.

Fuentes del partido han explicado a Europa Press que "la confianza se rompió cuando personas con la responsabilidad y el cargo de consejeros y consejeras municipales de Junts manifiestan abiertamente que su fidelidad está con otro proyecto político".

En este sentido, las mismas voces han subrayado que dicho proyecto tiene como objetivo "recuperar la mejor Barcelona", y que, además, lo que les "vincula al 1-O es el proyecto de Quim Forn y del presidente Puigdemont y es lo que impulsa JxCat como partido".

DISREPANCIAS DE FONDO

Tal y como avanzó Metrópoli Abierta el pasado 4 de noviembre, las discrepancias entre las personas apartadas y el núcleo duro del político gerundense, ahora residente en Waterloo, son profundas. Fuentes cercanas al PDECat gracienc apuntan a dos motivos como causas de este distanciamento: "Un problema de hiperliderazgos y otro de indefinición ideológica".

Los tres consejeros de distrito de JxCAT de Gràcia mantienen el carnet del PDeCAT / JUNTS PER CATALUNYA GRÀCIA
Los tres consejeros de distrito de JxCAT de Gràcia mantienen el carnet del PDeCAT / JUNTS PER CATALUNYA GRÀCIA

Según detallan las mismas fuentes, los tres consejeros de distrito "no ven a Carles Puigdemont como un líder que les represente". Por otro lado, discrepan con que el pacto proritario de JxCat y ERC para gobernar tanto en Cataluña como en varios municipios sea la CUP, considerado por los miembros del PDECat como un partido "demasiado radical".   

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.