No podía ser de otra manera. El PSC votará a favor de la retirada del premio Ciutat de Barcelona a Ciutat morta este martes en la comisión municipal de Derechos Sociales, Cultura y Deportes, han confirmado fuentes del partido. De esta forma, los socialistas se sumarán a PP (que presenta la proposición), Barcelona pel Canvi y Ciutadans, que también votarán favorablemente. Según el exalcalde Jordi Hereu, el premio al citado documental fue una infamia. También el actual teniente de alcaldía de Seguridad y Prevención, Albert Batlle, es partidario de la anulación.

Sin embargo, y a pesar de que consiga la mayoría, no está nada claro que la distinción se pueda sacar porque la concedió un jurado independiente. ERC votará en contra, mientras que JuntsxCat y Barcelona en Comú no han facilitado su posicionamiento. Muy probablemente, el voto supondrá una nueva división del gobierno de Barcelona de comunes y socialistas. El partido naranja presentará un ruego con la misma reclamación que el PP.

La noche del 4 de febrero de 2006, un guardia urbano, Juan José Salas, quedó tetrapléjico durante una actuación policial en un casa okupada de Ciutat Vella. Por aquel entonces, Hereu era el concejal de Seguridad y Movilidad y Joan Clos el alcalde de Barcelona. Años después, en 2013 se preestrenó el documental Ciutat morta, que presentaba aquellos hechos como un complot policial, judicial y político contra cinco jóvenes a los que se acusó de dejar en silla de ruedas al policía. La película recibió el premio Ciutat de Barcelona en febrero de 2015. Uno de los detenidos y condenados, Rodrigo Lanza, está ahora en la cárcel por el asesinato de otra persona, Víctor Laínez, ocurrido en 2017 en Zaragoza.

DEVOLVER LA DOTACIÓN ECONÓMICA

La proposición popular expresa su disconformidad por la concesión del galardón a Ciutat morta e insta al Institut de Cultura de Barcelona (ICUB), el órgano municipal que concede las distinciones, a que proceda a su retirada. También reclama que los ganadores, los directores Xavier Artigas y Xapo Ortega, devuelvan la dotación económica de 7.000 euros. La iniciativa también busca condenar el asesinato "por motivos ideológicos" de Laínez, expresar el pésame de la corporación municipal a sus familiares y amigos y reiterar "el apoyo y la solidaridad con la Guardia Urbana y, especialmente, con el agente Salas, gravemente herido el 4 de febrero de 2006". 

Entre el resto de formaciones, ERC ha confirmado que votará en contra. Fuentes republicanas dicen que fue un jurado externo el que dio el premio y que ellos no pueden contradecir su criterio. Al cierre de este artículo, ni Barcelona en Comú ni JuntsxCat habían facilitado el sentido de su voto. Lo normal es que BeC no apoye la proposición. Más raro sería que no lo hiciera JuntsxCat, el partido de Xavier Trias, a quien los directores de Ciutat morta dejaron plantado con el galardón en la mano en febrero de 2015. Fuentes de JuntsxCat han subrayado que están entre dos posiciones y que se decidirán el martes.

El ICUB NO HA HECHO NINGÚN GESTO PARA ANULAR EL GALARDÓN

Hace unos días, Metrópoli Abierta ya avanzó que Ada Colau no contemplaba la retirada del premio Ciutat de Barcelona a Ciutat mortaFuentes del ICUB indicaron que no había prevista ninguna acción para sacar el galardón. "Las bases no contemplan ningún supuesto de anulación". Según el ICUB, los premios son concedidos a través de un jurado independiente que toma las decisiones siguiendo criterios artísticos. "Los galardonados reunían todos los requisitos previstos en aquellas bases y el procedimiento se realizó de acuerdo con las mismas". Si la cuestión se plantea en comisión municipal y se vota sacar el premio, la decisión ya no le corresponderá al ICUB, añadieron las fuentes.

En cambio, el PP opina que el galardón sí que se puede retirar. El concejal popular Óscar Ramírez asegura que los artículos 54 y 64.3 del Reglamento Orgánico Municipal lo permiten. Ramírez sostiene que la comisión tiene potestad para anular el premio si obtiene la mayoría suficiente. De ser así, con posterioridad la propuesta deberá ser ratificada en el pleno municipal. En diciembre de 2017, el exconcejal Alberto Fernández ya intentó que se sacara el galardón. En aquella ocasión, el pleno renegó de la distinción, pero como fue concedido por un jurado independiente no se pudo anular.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.