El Ayuntamiento iniciará el próximo mes de febrero una prueba piloto con robots para estudiar hasta qué punto puede ayudar a mejorar la atención que reciben las personas mayores que viven solas en casa.

El proyecto, desarrollado por la empresa Grup Saltó, es una de las aplicaciones nacidas en el marco de la convocatoria "Cómo mejorar la calidad de vida de las personas mayores mediante la tecnología" que lanzó Mobile World Capital Barcelona hace un año, en colaboración con el consistorio.

20 PERSONAS

El robot personal se utilizará con una veintena de personas mayores que ya son usuarias de los servicios sociales. Las pruebas en casa de las personas que viven solas empezarán el próximo mes de febrero con cuatro robots que irán rotando entre las viviendas cada dos meses durante un año.

El personal municipal evaluará la situación del usuario antes y después de convivir con el robot en casa, así como la situación de las personas cuidadoras para determinar si puede mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas mayores con algún tipo de dependencia y estudiar si ayuda a reducir el aislamiento o controlar su estado de salud.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.