La empresa Progess, Projectes i Gestió de Serveis Socials ganó la adjudicación del contrato de “dinamización socioeducativa mediante el deporte de los grupos y los usuarios de los espacios deportivos de las pistas Antoni Gelabert” para los próximos dos años, con posibilidad de renovar el contrato por otro bienio. El encargo costará, de momento, 195.923 euros al erario público, cifra que podría duplicarse en caso de prórroga.

Las pistas, ubicadas en vía Favència, en el distrito de Nou Barris, dispone de dos canchas de fútbol sala, dos pistas de frontón y una pista de baloncesto. “Este contrato es necesario para garantizar el uso responsable de las pistas por parte de la ciudadanía”, explica el informe de idoneidad de la licitación. Los objetivos del mismo son “utilizar la práctica del deporte libre en medio abierto como herramienta de inclusión y de convivencia, ofrecer un servicio educativo para trabajar en medio abierto con adolescentes y jóvenes recién llegados a través de la dinamización deportiva y potenciar el uso de las pistas aprovechando tanto el espacio abierto como los servicios asociados (lavabos, vestuarios y almacenes)”.

ABIERTO TODOS LOS DÍAS

También constan como objetivos del mismo “regular el uso de los espacios deportivos para la práctica de los diferentes deportes y la organización de actividades deportivas con seguridad y garantizar el acceso y la vigilancia de los servicios asociados en los horarios de uno más frecuente de las instalaciones”. La apertura de las instalaciones tendrá lugar los siete días de la semana de 17.00 a 21.00 horas. Las actividades deportivas organizadas se realizarán de lunes a viernes de 17 a 20 y los fines de semana habrá un servicio de dinamización deportiva para fomentar y utilizar el uso deportivo de los espacios. Si hay entidades que solicitan el uso de las pistas fuera de los horarios establecidos, se les facilitarán las instalaciones, siempre y cuando no haya restricciones por coronavirus.

Las normas municipales han limitado a 150 el número máximo de usuarios que pueden utilizar las pistas. La empresa adjudicataria deberá también surtir de material deportivo para las actividades con una aportación mínima de 400 euros al mes. Asimismo, está obligada a realizar cinco talleres a la semana de una hora para realizar promoción deportiva de distintas disciplinas a partir de la demanda y de un estudio de las necesidades de los usuarios. Durante el mes de agosto no se impartirán estos talleres. Mensualmente, deberá realizar una actividad deportiva de pequeño formado y cada trimestre, una actividad de gran formato, como un campeonato o similar.

QUINCE MILLONES FACTURADOS EN 2020

Una de las cláusulas del contrato era que la adjudicataria habría de tener como ejecutado un contrato similar en los últimos tres años por un monto, como mínimo, de 200.000 euros. Se da la circunstancia de que sólo una empresa acudió a esta licitación. No es la primera vez que los contratos le llueven a la firma barcelonesa por no tener competencia. De hecho, Progess, empresa presidida por José Giménez Castillo, obtuvo 28 contratos del Ayuntamiento de Barcelona durante el año 2020 por un monto total de 15.103.811 euros. Es la sexta empresa que más facturó a las empresas públicas municipales en ese ejercicio.

En diciembre del 2019, el consistorio le concedió de una sola tacada un contrato de 9,5 millones de euros para gestionar el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB). El Instituto Municipal de Servicios Sociales (IMSS) también le concedió otro millón para que le asesore en sus políticas. Recientemente, se llevó el contrato de gestión de los servicios jurídicos de los Punts d’Informació i Atenció a les Dones (PIAD) municipales, que le supuso casi 760.000 euros con la prórroga. Tampoco en ese contrato hubo competencia.

LLUVIA DE CONTRATOS

El pasado 10 de junio, el consistorio le concedió otro contrato de orientación y acompañamiento de personas inmigrantes en Barcelona por un monto de 988.626 euros. Como en las anteriores ocasiones, fue la única firma que se presentó a la licitación, por lo que no tuvo esfuerzo alguno en hacerse con el contrato. En el primer trimestre del año, esta sociedad también recibió un contrato de más de 5,4 millones de euros para la gestión del centro residencial de inserción Masía Can Planas (distrito de Sant Martí)  para personas sin hogar. Un contrato para gestionar el Casal de Joves de Les Corts le reportó otro millón.

A finales del 2020, recibió varios contratos, como la gestión del Espai Jove Palau Alós, de Ciutat Vella, que le reportó más de 808.000 euros que pueden convertirse en 1,6 millones si se prorroga la adjudicación. También consiguió una adjudicación para el servicio de valoración de vulnerabilidad social a mediados de diciembre por 111.030 euros y otro encargo por 74.044 euros para el fomento de la participación comunitaria de colectivos con especial dificultad de integración social y de intervención en el espacio público del Turó de la Peira.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.