Los festivales Primavera Sound y Sónar, dos de los eventos musicales más importantes de Barcelona, se tendrán que posponer por el coronavirus. Así lo ha dado a entender este miércoles el Ayuntamiento de Barcelona. El teniente de alcaldía de Cultura, Joan Subirats, ha explicado que se está trabajando para poder buscar una nueva fecha este año y evitar que se tengan que suspender.

El Primavera Sound se tenía que celebrar este año entre los días 3 y 7 de junio, mientras que el Sónar está previsto del 18 al 20 de junio. Sin embargo, y a pesar de que no se han cancelado oficialmente, todo apunta que se tendrán que dejar para más adelante. Subirats ha explicado que el Instituto de Cultura de Barcelona ha creado una mesa de coordinación para intentar recandalizar los festivales y que hay predisposición por parte de los responsables de los festivales para hacerlo.

IVA AL 0% PARA LOS ARTISTAS

El Ayuntamiento ha dado a conocer esta noticia en una comparecencia en la que la alcaldesa Ada Colau y Subirats han presentado algunas de las iniciativas para que el sector cultural se pueda recuperar de la crisis del coronavirus. Tanto Colau como Subirats han planteado una rebaja del Impuesto del Valor Añadido y que lo ideal sería que los artistas dejaran de pagar IVA hasta finales de año.

En una nueva comparecencia ante los medios de comunicación desde su casa, donde se encuentra confinada sin síntomas desde hace una semana por haber estado en contacto con una persona con coronavirus, y sin preguntas, Colau ha subrayado que "el sector cultural es un servicio esencial que sufre especialmente en los momentos de crisis".

FIESTA DE SANT JORDI, A LAS PUERTAS DEL VERANO

Colau ha confirmado que la intención del Ayuntamiento es reprogramar la fiesta de Sant Jordi, que no se podrá celebrar el próximo 23 de abril. Por ahora no hay ninguna fecha, pero Colau ha asegurado que será en las puertas del verano. "Celebraremos una fiesta espectacular con las calles y plazas llenas de libros".

El consistorio también tiene intención de utilizar el festival Grec como una plataforma para recuperar espectáculos que ahora se han tenido que cancelar tras el cierre de los teatros y salas de conciertos, entre otras disciplinas. Según Subirats, para poder programar toda la oferta no será suficiente con el mes de julio y algunas propuestas se tendrán que hacer en agosto.

UN MILLÓN DE EUROS PARA LAS LIBRERÍAS

Otras de las medidas que el Ayuntamiento pondrá en marcha para dar un impulso a la cultura barcelonesa es abrir una convocatoria de subvenciones de un millón de euros para la cultura de base, estos es salas de música, teatros de barrio o cooperativas culturales, y destinar otro millón de euros a comprar libros en las librerías barcelonesas para ampliar los fondos de las bibliotecas municipales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.