El presupuesto de Barcelona para el 2022 ha conseguido superar la aprobación inicial esta tarde en la comisión de Economía a pesar de que la mayor parte de la oposición ha votado en contra. El Ayuntamiento prepara para el 2022 unas cuentas expansivas, de récord: 3.406 millones de euros.

A los 18 votos de Barcelona en Comú y PSC, que forman el gobierno de la ciudad, se han sumado los dos de Barcelona pel Canvi, que lidera Eva Parera, y el de la regidora no adscrita, Marilén Barceló, para que las cuentas puedan seguir con su tramitación, 21 de los 41 ediles totales del Ayuntamiento. El resto de grupos de la oposición se han posicionado en contra: ERC, JuntsxCat, Ciutadans y PP (20 votos).

Parera ha tildado el voto del resto de grupos del "voto de la cobardía" y ha dicho que el presupuesto municipal es muy mejorable, especialmente en inversiones. También es partidaria de reducir la carga fiscal a los barceloneses. Según Parera, las posiciones con el gobierno siguen muy alejadas y nada garantiza que las cuentas se aprueben en diciembre de forma definitiva, ha advertido.

Eva Parera, concejal de BCN pel Canvi y secretaria general del partido / CG
Eva Parera, concejal de BCN pel Canvi y secretaria general del partido / CG

EL AVAL DE UN PARTIDO DE DERECHAS Y CONSTITUCIONALISTA

De esta forma, Colau y Collboni reciben el aval de un partido de centro-derecha constitucionalista para sacar adelante las cuentas. La foto no gusta lo más mínimo a Colau, que ya vio como era investida alcaldesa en junio de 2019 por el voto a favor de Manuel Valls, líder de Barcelona pel Canvi hasta este agosto. Parera lleva días negociando con el PSC, según ha podido saber este medio, y se ha reunido entre otros con Collboni y Rosa Alarcón.

Este diario ya explicó el martes que las cuentas municipales del próximo año pendían de un hilo. ERC anunció el lunes que no votaría a favor. El socio principal de Colau y Collboni los dos primeros años de mandato mira ya a las elecciones de 2013 y ha empezado a ejercer de oposición. 

La negativa de ERC a permitir con la tramitación del presupuesto municipal -que debe recibir el visto bueno definitivo en el pleno- ha sentado mal en el seno del gobierno de la ciudad. El concejal de Presupuestos Jordi Martí, de Barcelona en Comú, tildó el anuncio republicano de "irresponsable, imprudente y electoralista. Este miércoles, Collboni ha dicho en Catalunya Ràdio que actitudes como la de ERC, que obstaculizan la aprobación de los presupuestos, no son responsables. 

EL 'NO' DE ERC

Según Ernest Maragall, ERC vota que "no" con "absoluta convicción y responsabilidad". El jefe de la oposición en Barcelona denuncia que la alcaldesa y el primer teniente de alcaldía se han ganado a pulso el posicionamiento negativo tras "dos años de incumplimientos" en los barrios y en la ciudad. Uno de los motivos que ha llevado a los republicanos a votar que No es la falta de presupuesto y calendario a la reforma de la Rambla.

Josep Bou y Óscar Ramírez (PP) en una imagen de archivo / EUROPA PRESS
Josep Bou y Óscar Ramírez (PP) en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

También JuntsxCat se ha posicionado en contra. La presidenta del grupo en el Ayuntamiento, Elsa Artadi, considera que las políticas de Colau y Collboni "están perjudicando a Barcelona". En enero de 2020, Artadi sí aprobó las cuentas municipales, como muestra la imagen del acuerdo que encabeza esta información.  

En conversación con Metrópoli, el concejal del PP, Óscar Ramírez, dice que su propuesta pasa por reducir la carga fiscal de los barceloneses. "En un año complicado, de postpandemia, el dinero es mejor que esté en los bolsillos de los ciudadanos. Apostamos por reducir el endeudamiento y el gasto. El presupuesto presentado es expansivo. Se dispara el gasto", ha explicado para justificar el voto negativo.

GUILARTE TILDA A BARCELÓ DE "TRÁNSFUGA"

Ciutadans puso como condición para negociar el presupuesto una rebaja fiscal de tal magnitud que vuelva a los impuestos y tasas de 2019, una posibilidad que el gobierno de la ciudad ni siquiera se ha planteado. Ciutadans sostiene que en 2020, el aumento tributario supuso unos 200 euros de más por familia. Para el concejal Paco Sierra, la congelación de impuestos propuesta para 2022 no es tal. "Es una ratificación de la subida de 2020".

En la comisión, la presidenta de la formación, Mariluz Guilarte, ha dicho que las cuentas salen a favor con el voto de una diputada del PP -Parera- y una tránsfuga. Barceló, ahora regidora no adscrita pero próxima a Parera, militaba en Ciutadans y dejó la formación por discrepancias con Guilarte.  

TRAMITACIÓN DEL PRESUPUESTO MUNICIPAL

La tramitación del presupuesto municipal es el siguiente: el equipo de gobierno elabora el proyecto de presupuesto. El primer paso para aprobarlo es la comisión de Economía -que tendrá lugar este miércoles, 17 de noviembre-. Tras la aprobación, el presupuesto tiene que estar en exposición pública durante 15 días, durante los que los interesados pueden examinar la propuesta y hacer alegaciones. Durante esas dos semanas, además, se tendrá que celebrar una audiencia pública.

La luz verde definitiva del presupuesto corresponde al pleno municipal. Si antes del 31 de diciembre de 2021, las cuentas no se aprueban, se prorrogan las actuales: más de 3.200 millones de euros, que Colau y Collboni pactaron con Maragall. En cualquier caso, y a diferencia de las Ordenanzas fiscales, los grupos pueden alcanzar un acuerdo de presupuesto en enero o febrero, por ejemplo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.