El presidente del Partido Popular de Barcelona y portavoz del Grupo municipal Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Óscar Ramírez, cree que la alcaldesa Ada Colau y el vicepresidente del gobierno Pablo Iglesias “deberían pedir disculpas a la familia de Víctor Laínez y Juan José Salas por utilizar las mentiras del condenado Rodrigo Lanza de forma ideológica”.

Víctor Laínez murió en Zaragoza en 2017, víctima de una agresión perpetrada por el antisistema de origen chileno, tras una discusión por llevar unos tirantes con la bandera de España. El jurado condenó a Lanza este jueves por asesinato.

EL CASO 'CIUTAT MORTA'

Antes, en 2006, el agente de la Guardia Urbana Juan José Salas, recibió una pedrada por parte de Lanza mientras cubría una redada en un piso okupa de la calle Sant Pere Mes Baix. El impacto le dio en la cabeza y al caer se rompió la base del cráneo, provocándole una tetraplejia.

Para el concejal del PP, “la condena de Rodrigo Lanza es la evidencia de la mentira que supuso el documental Ciutat Morta, que Ada Colau utilizó como baza electoral en la campaña de las elecciones municipales de 2015, levantando una polvareda al denunciar abusos policiales y diciendo que se quería criminalizar a los antisistema”.

SIN PREMIO

Ramírez ha vuelto a pedir que el premio Ciutat de Barcelona sea retirado a los directores de Ciutat Morta, "para dar cumplimiento con las peticiones del Pleno y por la dignidad de una institución como el Ayuntamiento de Barcelona”.

Por último, el regidor popular ha recalcado que la primera edil subvencionó en 2016 a la asociación Iridia, presidida por la madre del antisistema, con 102.000€ de dinero público del Ayuntamiento.“

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.