El mandato municipal de Barcelona, que arrancará el próximo 15 de junio tras el pleno de investidura, convertirá muy probablemente el pleno municipal en una olla de grillos. A la espera de que se decida quién gobernará la ciudad y quién será el alcalde o alcaldesa, lo que está claro es que con unos resultados tan ajustados, el proceso independentista de por medio y un cambio casi total de caras, el nuevo escenario político y los debates que protagonizarán los concejales darán que hablar y provocarán titulares a doquier. Otra cosa es que del pleno salgan acuerdos y actuaciones buenas para la ciudad, aunque también es difícil que la parálisis sea peor que en el mandato que ahora acaba. 

El pleno barcelonés lo componen 41 regidores, de los que solo 11 continuarán, y 30 serán nuevos. Los regidores se reúnen en el pleno una vez al mes, es decir lo habitual es que en un año se celebran 11 reuniones (salvo en agosto), más los plenos extraordinarios que convoque el gobierno o fuerce la oposición. Salvo que alguno de ellos abandone el barco, algo que no hay que descartar en absoluto, los próximos cuatro años en los plenarios barceloneses se encontrarán un exprimer ministro francés (Manuel Valls), cinco exconsellers independentistas (Ernest Maragall, que podría ser el alcalde, Elsa Artadi, Neus Munté, Ferran Mascarell y, teóricamente, Joaquim Forn), un exalcalde Hospitalet y exministro de Trabajo (Celestino Corbacho), un imprevisible empresario panadero (Josep Bou) y, por supuesto, Colau.... No repite el actor Juanjo Puigcorbé, pero la diversión parece asegurada.

11 CARAS CONOCIDAS

La gran mayoría de los 11 regidores que repiten pertenecen a Barcelona en Comú. Se trata de la propia Colau, Janet Sanz, Laura Pérez y Eloi Badia, el mismo al que se le hundieron 144 nichos en Montjuïc y fracasó en reiteradas ocasiones en el intento de poner en marcha una funeraria pública. También ERC, el partido que ha ganado las elecciones, ha renovado casi por completo sus filas y solo repiten Montse Benedí, Jordi Coronas y Gemma Sendra, aunque esta última entró como regidora el pasado noviembre en sustitución de Alfred Bosch. En las filas socialistas siguen el alcaldable Jaume Collboni y Montserrat Ballarín. Y en la formación Barcelona pel Canvi-Ciutadans continúan Paco Sierra y Marilén Barceló

En ERC, a Maragall, Benedí, Coronas y Sendra se suman la ex de los comuns, Elisenda Alamany; el economista y exdirector general de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, Miquel Puig; la diputada en el Parlament, Eva Baró, la arquitecta y persona de confianza de Maragall, Maria Buhigas; el exconsejero de Les Corts, Jordi Castellana, y Max Zañartu, que será el concejal más joven del pleno. Tiene 28 años.

UN EXCONCEJAL SOCIALISTA CON LOS 'COMUNS'

Junto con Colau, Pérez, Sanz y Badia, Barcelona en Comú incorpora a la exdiputada en el Congreso de los Diputados, Lucía Martín; al exconcejal socialista y actual gerente municipal, Jordi Martí; el comisionado de Cultura e ideólogo de los comuns, Joan Subirats; la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, el historiador y consejero técnico de Ciutat Vella con Gala Pin de regidora, Jordi Rabassa, y el sociólogo y jurista Marc Serra, que este mandato ha sido uno de los colaboradores al concejal Jaume Asens, próximo a las tesis independentistas.

En las filas socialistas, además de Collboni y Ballarín, entran la exsecretaria del Govern de la Generalitat y jurista, Laia Bonet; el exregidor y excomisionado de Deportes, David Escudé; el exdirector de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle; la socióloga y experta en temas sociales, Marga Mari-Klose; el vicepresidente de la empresa; el experto en gestión cultural, Xavier Marcé, y la periodista Rosa Alarcón. Y en Barcelona pe Canvi-Ciutadans, Valls liderará un grupo municipal de seis concejales en el que también estarán Sierra, Barceló y Corbacho, la exsenadora de Unió Democràtica de Catalunya, Eva Parera, y la diputada de Ciudadanos en el Parlament, Mariluz Guilarte.

De los tres regidores que tenía el PP, no queda ninguno. Tras los comicios, los populares se han quedado con dos representantes. A Bou se unirá Óscar Ramírez, que fue regidor entre los años 2011 y 2015.