Pasqual Maragall cumple este miércoles 80 años. El exalcalde y expresidente de la Generalitat nació el 13 de enero de 1941 en Barcelona, la ciudad de la que fue el primer edil durante 15 años, entre 1982 y 1997. Maragall situó a Barcelona en el mundo con la celebración de unos de los mejores Juegos Olímpicos de la historia.

Maragall llega a los 80 años sin su esposa, Diana Garrigosa, que murió el año pasado. Aquejado de alzhéimer desde octubre de 2007, cuenta con el apoyo de sus tres hijos, Guillem, Ayri y Cristina, que está al frente de la Fundació Pasqual Maragall contra la cruel enfermedad, y su nietos. El exalcalde ha recibido numerosas felicitaciones, entre ellas de su partido, el PSC, que abandonó en 2007 por discrepancias con José Luis Rodríguez Zapatero, entre otros motivos.

UNA BARCELONA ABIERTA AL MUNDO

"Felicitamos a Maragall con motivo de su 80 aniversario. Siempre le agradeceremos la Barcelona que nos dejó bajo su alcaldía: olímpica, europea, cosmopolita, de progreso, abierta al mundo, con barrios dignos, emprendedora, líder, referente en el mundo y alabada en todas partes", ha recordado el PSC de Barcelona en Twitter.

La alcadesa Ada Colau también se ha referido a Maragall: "Hoy cumples 80 años y tu ejemplo sigue inspirándonos. Tu pasión por la vida y la ciudad nos empujan a seguir luchando por Barcelona y su gente". Y Jaume Collboni, líder socialista en el Ayuntamiento, le ha dedicado estas palabras: "Hay quien quiere que las cosas pasen, otros sueñan que pasarán, y todavía hay quienes hacen que pasen. Solo unos pocos, como Pasqual Maragall, pueden hacer las tres a la vez".

Nieto del poeta Joan Maragall, Maragall se licenció en Derecho y Ciencias Económicas en la Universidad de Barcelona. Entró en política en 1961 en el Front Obrer de Catalunya. Como miembro del PSC fue elegido concejal en las primeras elecciones democráticas de 1979. En sus primeros años en el gobierno de la ciudad fue teniente de alcaldía del área de Reforma Administrativa y Hacienda. En 1982 sustituyó a Narcís Serra como alcalde de la ciudad. 

REELEGIDO ALCALDE CUATRO VECES

Maragall tomó posesión como alcalde de Barcelona el 2 de diciembre de 1982, un cargó que reeditó en cuatro elecciones: 1983, 1987, 1991 y 1995. En 1997 cedió la vara de mando de Joan Clos y se trasladó a Roma, donde ejerció un año de profesor. Maragall era un convencido municipalista y buena parte de su mandato estuvo marcado por la preparación de los Juegos Olímpicos y la transformación de la ciudad: la remodelación del frente marítimo, la construcción de las rondas, el nuevo barrio de La Vila Olímpica, los grandes equipamientos deportivos...

Pasqual Maragall, en los Juegos Olímpicos / FUNDACIÓ PASQUAL MARAGALL
Pasqual Maragall, en los Juegos Olímpicos / FUNDACIÓ PASQUAL MARAGALL

Maragall anunció su candidatura a la presidencia de la Generalitat en junio de 1998. En las elecciones del 17 de octubre de 1999, el PSC fue la fuerza más votada, pero obutvo menos escaños que CiU. Jordi Pujol fue elegido de nuevo presidente de la Generalitat con el voto a favor del PP y la abstención de ERC.

PACTE DEL TINELL

El exalcalde llegó a presidente de la Generalitat cuatro años después. En los comicios del 16 de noviembre de 2003, Maragall ganó de nuevo en votantes y CiU se impuso en escaños. A diferencia de 1999, las fuerzas de izquierda -PSC, ICV y ERC- se pusieron de acuerdo y firmaron el Pacte del Tinell para formar un gobierno progresista en Cataluña y la investidura de Maragall como president, que ocupó el cargo hasta 2006.

En un pleno en el Parlament de Catalunya, el 24 de febrero de 2005, Maragall se dirigió al entonces jefe de la oposición, Artur Mas​ y le espetó: "Vostès tenen un problema, y aquest problema es diu tres per cent", dijo el president en referencia al presunto cobro de comisiones por parte de CiU. Las palabras de Maragall tuvieron lugar en plena crisis política y social en Cataluña por el hundimiento, un mes antes, del túnel durante la construcción de la L5 del metro en el barrio del Carmel. Años después, la cita de Maragall cobró todo su sentido.

Bajo su presidencia, Maragall impulsó la reforma del Estatut de Cataluña que fue aprobada en 2006. El texto fue recurrido, entre otros, por el PP. En 2010, el Tribunal Constitucional recortó el Estatut. La sentencia dio lugar a una masiva manifestación en Barcelona contra la decisión del alto órgano judicial el 10 de julio de 2010.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.