La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / AJ BCN
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / AJ BCN

La oposición investigará adjudicaciones sospechosas de Colau tras el ‘caso Roures’

Los grupos de la oposición están dispuestos a fiscalizar todos los contratos de Colau en los últimos años

Guardar
Periodista
Actualizado: 14/05/2020 14:39 h.

Los grupos de la oposición tienen la intención de fiscalizar la política de adjudicaciones de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en los próximos meses. Ésa es la principal medida que tomarán tras descubrirse que la alcaldesa quería dar 250.000 euros al empresario Jaume Roures, de Mediapro, para sufragar los gastos para el concierto de los balcones, llamado también Barcelona canta a la vida.

“Lo que se puso de manifiesto es que hay una política muy oscurantista en cuanto a la adjudicación de contratos y respecto al gasto público. Tendremos que ver otros casos y cómo se han realizado adjudicaciones en estos últimos años, porque hay algo que no cuadra”, explican fuentes de la oposición a Metrópoli Abierta. Prácticamente, todos los partidos son unánimes en esta crítica hacia el equipo de gobierno del consistorio. “Si ahora hemos descubierto que adjudica a dedo y sin concurso público 250.000 euros, ¿qué no se habrá hecho en el pasado? ¿Quién nos garantiza que no tiene otras operaciones reprochables?”, señala otra fuente.

Tres grupos de la oposición se manifiestan a favor de examinar las adjudicaciones de los últimos años. “Fiscalizaremos su labor pidiendo información al consistorio y están obligados a dárnosla. Ahora más que nunca se hace necesario conocer algunos de los contratos de esta última época. Ya no es sólo saber si Roures ha sido beneficiado en más ocasiones, sino si hay unos vicios de este equipo municipal que desvían las adjudicaciones públicas hacia un determinado conglomerado de empresas”, advierten sus oponentes políticos.

LA PRIMERA ANDANADA

La primera andanada ya está en marcha. JxCat ya reclamó este lunes conocer el expediente sobre el concierto fallido, aunque la mano derecha de Ada Colau, Jordi Martí, aseguró que no existe ningún informe sobre la adjudicación porque no se llegó a realizar. “Esta excusa es una cortina de humo. Cualquier expediente comienza con un informe de justificación, aunque luego no siga adelante o se declare nulo, si se trata de un concurso. Estamos convencidos de que hay expediente, puesto que había incluso partida presupuestaria de donde detraer los 250.000 euros. Y llegaremos hasta el final para conocerlo”, explican en JxCat.

No son los únicos. Otros grupos están preparando baterías de preguntas sobre las adjudicaciones a Roures. Luego vendrán preguntas sobre otras empresas o grupos industriales. “Se da la circunstancia de que uno de los principales grupos que operan con el Ayuntamiento y con las empresas municipales más importantes tiene su sede en unas islas del Caribe, cuando oficialmente a la alcaldesa se le llena la boca dictando draconianas condiciones para otras adjudicaciones y vetando a empresas que tienen cuentas en paraísos fiscales. La política que sigue Colau desde que es alcaldesa es absolutamente errática y contradictoria. Sólo está enfocada a magnificar su figura”, critican.

El empresario barcelonés Jaume Roures / EUROPA PRESS
El empresario barcelonés Jaume Roures / EUROPA PRESS

Posiblemente, algunas de las reclamaciones sobre contratos sospechosos se articulen a través de diferentes comisiones y no sólo como preguntas directas al equipo de gobierno o mociones en el pleno. “Todo dependerá de la naturaleza de cada caso. Pero lo que tenemos claro es que debemos investigar la actuación municipal. Nos tememos que nos encontraremos con algunas sorpresas”, aseguran desde los grupos de la oposición.

DOS MESES SIN RENDIR CUENTAS

En estos momentos, la alcaldesa lleva más de dos meses sin rendir cuentas a los demás partidos. “La última vez que se sometió a preguntas fue en el mes de febrero. Desde entonces, ha rehuido todo contacto de la oposición. Esta soberbia es indigna. Ninguno de sus antecesores fue jamás tan prepotente con el resto de fuerzas políticas”, explica un concejal opositor.

Este lapso de tiempo se debe a que en el mes de marzo no hubo pleno presencial por culpa del estado de alarma y en el pleno de abril, cuando llegó la hora de responder a las preguntas de la oposición, Colau adujo una indisposición y abandonó la sala de plenos. “Sin embargo, al día siguiente estaba en perfectas condiciones para dar una rueda de prensa presentando el concierto de Roures. Esto dice mucho de ella, pero evidencia que prefiere la televisión al juego democrático. Lo único que ha hecho en los últimos tiempos es menospreciar a la oposición”, critican a la alcaldesa.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.