La oposición al completo ha cargado duramente contra Ada Colau por la nefasta gestión del evento Barcelona: ens en sortirem, que estaba previsto celebrarse el próximo sábado 9 de mayo y que finalmente, tras una intensa oleada de críticas tanto por parte de políticos de distinto color como en las redes sociales, se acabó cancelando.

La indignación entre aquellos partidos que no forman parte del Ejecutivo local es tal, que se ha producido algo casi insólito: que todos hagan frente común por un tema. En este caso, debido a la falta de transparencia con la polémica de este concierto desde los balcones, todos ellos han firmado una nota conjunta en la que piden a la alcaldesa la convocatoria de una comparecencia extraordinaria sobre ello en la Comisión de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación, Seguridad y Prevención para que responda a todas sus preguntas acerca de esta cuestión. 

INCÓGNITAS A RESOLVER 

En dicha nota, la oposición pide a la alcaldesa y a su equipo de gobierno que aclare qué organismo del Ayuntamiento fue el responsable de hacer la contratación o el convenio de este acontecimiento, qué procedimientos se siguieron para llevarlo a cabo, así como el detalle de los gastos previstos del concierto y el acceso de los grupos municipales al expediente de este contrato.

La oposición esgrime cuatro motivos de queja. Primero porque se aclare de donde salían los números para el presupuesto de 200.000 euros para este evento. En segundo lugar, por unas declaraciones a varios medios, donde la alcaldesa reconoció haber utilizado los mecanismos de contratación que contempla el decreto del estado de emergencia para organizarlo.

Tercero porque varios grupos musicales declinaron la participación en este concierto después de conocer su coste real y que el Ayuntamiento lo acabó suspendiendo este sábado. Y, finalmente, el cuarto por la necesidad de impulsar medidas que realmente ayuden a los y las profesionales de la cultura y contribuyan a revitalizar este sector tan esencial en la ciudad. 

LA SOMBRA DEL 'AMIGUISMO'

El jueves 30 de abril, el concejal municipal de JxCAT, Jordi Martí Galbis, formuló una pregunta a la alcaldesa en la que le requería cuál era la cantidad exacta que el Ayuntamiento iba a destinar al evento, desglosado por partidas y conceptos. En definitiva, la petición al gobierno municipal dejaba entrever que Martí Galbis quería que se hiciese público el contrato de la licitación del servicio.

Además, tal y como informó Metrópoli Abierta el pasado jueves 30 de abril, Mediapro y El Terrat iban a ser los encargados de coproducir el concierto, algo que acarreó críticas desde el Partido Popular. No en vano, hay que recordar que tanto Roures (Mediapro) como Buenafuente (El Terrat) son próximos ideológicamente a los comunes, algo que nunca han ocultado en público.

El cofundador de Mediapro, Jaume Roures, y el responsable de El Terrat, Andreu Buenafuente / EP
El cofundador de Mediapro, Jaume Roures, y el responsable de El Terrat, Andreu Buenafuente / EP

Que fuesen ellos y no otros quiénes prestasen el servicio ha avivado la polémica. Pero también lo ha hecho, especialmente, que el contrato no se haya publicado por los cauces habituales. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.