ARCHIVADO EN:

La exconsellera del Govern de la Generalitat Neus Munté ya es la candidata del PDeCAT a las alcaldía de Barcelona. Munté se ha impuesto con claridad a su rival en las primarias, Carles Agustí, que no ha llegado ni a sumar el 30 % de los votos.

La participación de los afiliados del partido ha sido escasa y ni siquiera ha alcanzado el 36 %. De los 1,675 afiliados que tiene en Barcelona con derecho a voto, se han acercado a votar 600, de los que 405, un 67,73 %, se han decantado por la exconsellera, mientras que 172, un 28,76 %, lo han hecho por el otro candidato. Ha habido un 3,51 % de votos en blanco, con 21 votos en blanco y 2 nulos.

Han sido la presidenta del PDeCAT en Barcelona, Mercè Homs, y la presidenta del Comité Organizador de las Primarias, Magda Oranich, las encargadas de anunciar el resultado de las elecciones, en las que lo afiliados han podido votar desde el pasado viernes.

Neus Munté ha asegurado tras conocer su victoria, que "tenemos mucho trabajo por hacer y creo que lo más importante es conocer los anhelos y las necesidades de los ciudadanos de Barcelona para poder hacer frente a Ada Colau".

Una de las opciones que ha dejado abierta la candidata del PDeACT es la posible presentación de una lista unitaria formada por las diferentes opciones independentistas, tan y como ha propuesto el filósofo y periodista Jordi Graupera. Munté cree que esta es una "propuesta interesante", aunque ha dejado claro que no tiene la intención de dr un paso al lado para dejar que otro candidato encabeza esa hipotética lista. "Todavía queda un año para las elecciones pero desde aquí quiere reivindicar el papel del PDeCAT y el mío como candidata a la alcaldía. Creo que es prematuro hablar de nombres y listas nada más acabar las primarias".