Tras la manifestación de taxistas por el centro de Barcelona, que se ha desarrollado de forma pacífica, algunos piquetes se han dispersado por la ciudad buscando vehículos de licencia VTC que operaran en la ciudad. Desde las entidades del sector del taxi se han desvinculado de estos grupos y han criticado la violencia que se pueda producir.

Las compañías que operan con licencias VTC, Cabify y Uber, han decidido suspender su servicio por miedo a nuevas agresiones como la sufrida por un vehículo que transitaba por la calle Aragó con una familia de origen francés dentro del coche.

COMUNICADO DE LAS COMPAÑÍAS

El paro lo ha comunicado la Unión Nacional de Autoturismos VTC (Unauto VTC) mediante un comunicado en el que anuncian que se ven obligados a parar su actividad hasta que la situación "vuelva a la normalidad".

"Queremos manifestar nuestro total apoyo a todos los conductores agredidos hoy en Barcelona y a los miles de conductores de VTC en toda España. Asimismo, pedimos disculpas a los miles de pasajeros que confían en nosotros para moverse por la ciudad cada día", reza el comunicado.

Unauto VTC ha anunciado que va a exigir responsabilidades a los autores de las "agresiones" y que trabajará con las autoridades para que sean detenidos y juzgados, y piden el amparo de las instituciones y de las fuerzas de seguridad para que protejan a sus trabajadores, ya que "ven peligrar su integridad física de forma cada vez más acusada".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.