La unión del tranvía por la Diagonal es uno de los proyectos estratégicos del gobierno municipal que lidera Ada Colau. Con un coste próximo a los 200 millones, todavía tiene más detractores que defensores. El 52,6% de los barceloneses se opone a la prolongación del tranvía, según una encuesta de Metrópoli en la que 2.571 personas votaron todas las preguntas formuladas por este medio entre el 6 de julio y el 18 de agosto de 2021. La amplia muestra ofrece una visión muy fiel de la opinión mayoritaria de los ciudadanos.

El tranvía todavía suscita más rechazo que apoyos en Barcelona. El 52,6% (1.352 personas) de los vecinos está en contra de su unión por la Diagonal, mientras que el 47,4% restante (1.219 personas) aplaude un proyecto que cuenta con la bendición de Barcelona en Comú y el PSC. En las filas socialistas, no obstante, no hay unanimidad al respecto. Ni ahora ni hace 20 años.

GUSTA MÁS A LAS MUJERES

Los hombres son más reacios a la unión del tranvía que las mujeres. Según la encuesta de Metrópoli, el 55,3% de los varones rechaza una infraestructura que comportará la transformación de la Diagonal en su zona central. El 44,7% restante se posiciona a favor. En cambio, el 53,3% de las mujeres defiende la apuesta de Colau por el tranvía y el 46,7% se opone.

La unión del tranvía también tiene más adeptos entre los más jóvenes que entre las personas mayores. El 56,3% de los barceloneses de 18 a 45 años están a favor de prolongar el tranvía, mientras que el 43,7% restante expresa su disconformidad. Entre los mayores de 45 años, el resultado es muy distinto: 38,4% a favor y 61,6% en contra.

LOS PEATONES, EN CONTRA

Los vecinos empadronados en Barcelona ciudad (45,5% a favor y 54,5% en contra) son más críticos que las personas que se desplazan a la capital catalana (51,4% a favor y 48,6% en contra) desde alguna localidad del área metropolitana. En algunas, como Esplugues, el tranvía es el principal medio de transporte que facilita su conexión con Barcelona.

Los barceloneses que suelen desplazarse en coche, moto y a pie son contrarios a la prolongación del tranvía, mientras que los usuarios del transporte público, los ciclistas y las personas que se mueven en patinete están a favor.

Los automovilistas contrarios al tranvía (68,5%) duplican a los partidarios (31,5%). Las distancias son menores en el caso de los motoristas (36,9% a favor y 63,1% en contra) y, sobre todo, de los peatones (47,4% a favor y 52,6% en contra).

LOS CICLISTAS, A FAVOR

Los ciclistas, con diferencia, son quienes más defienden la unión del tranvía (81,9% a favor y 18,1% en contra), aplaudida también por los usuarios del transporte público (52,6% a favor y 47,4% en contra) y las personas que se mueven en patinete (63,8% a favor y 36,2% en contra).

Los partidarios del tranvía destacan su capacidad, su velocidad y la reducción de ruidos. Los detractores, en cambio, afirman que generará un efecto barrera y alertan de que tendrá un impacto muy negativo en las calles colindantes. También cuestionan su elevado presupuesto y abogan por una nueva línea de buses mucho más flexible.

LA ENCUESTA

La encuesta realizada en formato digital ha resultado una exitosa experiencia participativa a la que se han sumado unos 3.000 lectores del medio mostrando sus opiniones sobre cuestiones candentes relativas a Barcelona. Periodistas del medio líder en información sobre la capital catalana y expertos en demoscopia han tratado los resultados obtenidos para presentar una visión muestral de elevada cuantía en la que se abordan distintas polémicas sobre la gestión municipal de la movilidad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.