Numerosos transportistas colapsan durante la tarde de este lunes la Ronda Litoral, durante la segunda protesta que realizan los conductores contra la polémica Zona de Bajas Emisiones (ZBE).

Los chóferes han salido desde la C-58 hasta la capital catalana, donde han tomado la vía barcelonesa y están causando colas que han alcanzado los siete kilómetros en sentido Llobregat, según datos del Servei Català de Trànsit (SCT).

Este miércoles los transportistas se volverán a dar cita en una nueva protesta de idénticas características, que será la tercera después de que las manifestaciones se iniciaran el pasado sábado, como informó Metrópoli.

FIN DE LA MORATORIA

Los trabajadores se han movilizado ante el fin de la moratoria de la ZBE, que se traducirá en la prohibición de circulación de "7.000 camiones" en Barcelona a partir del 1 de enero de 2022.

Ante esta situación, los profesionales demandan la homologación de filtros y catalizadores para los camiones, una medida con la que buscan evitar el cambio de los vehículos y que, en algunos casos, supondría preservar su empleo.

Miembro del grupo Anti-Colau a la salida de la protesta / CEDIDA
Miembro del grupo Anti-Colau a la salida de la protesta / CEDIDA

La Plataforma de Afectados por las Restricciones Circulatorias (PARC) lamentó en declaraciones a este medio que el inicio de las restricciones implica despreciar "todo un vehículo solo por un motor", y recordó que en "otros países europeos" sí se ha permitido la instalación de elementos reductores de contaminación para que se puedan seguir utilizando los vehículso pesados. La protesta también ha contado con miembros del colectivo Anti-Colau, que se han sumado a la movilización para apoyar a los transportistas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.