ARCHIVADO EN:

El grupo Tram, que gestiona el TramBesòs y el TramBaix, ha repartido en 2020 unos 18 millones de euros de beneficios. Así lo han confirmado fuentes del accionariado a Metrópoli Abierta. Los dividendos se aprobaron el pasado mes de diciembre, en plena pandemia. Las distribución de ganancias ha generado un gran malestar en el Gobierno municipal de Ada Colau y Jaume Collboni en un año de una caída notable de pasaje y pérdidas millonarias en las empresas públicas de transporte, según han expresado a este medio fuentes del ejecutivo local.

El reparto de beneficios se aprobó en la junta general extraordinaria de diciembre. En un principio, en junio del año pasado, las empresas habían decidido abstenerse de repartir dividendos entre el accionariado. Sin embargo, en diciembre se optó por el camino contrario y que los accionistas del grupo se repartieran 18 millones de euros en concepto de beneficios de 2019, ha avanzado el digital Tot Barcelona. 

La operación tiene lugar en medio de una importante crisis en el sector de la movilidad por el coronavirus. Por ejemplo, el principal operador público de transporte del área metropolitana de Barcelona es TMB, que cerró el año con un agujero de 179 millones de euros. Fuentes municipales han expresado lo inoportuno de repartir dividendos en un año con una bajada generalizada de viajeros y un esfuerzo del sector público para ofrecer un servicio de calidad a los ciuadanos a pesar de las pérdidas.

PEQUEÑA PARTICIPACIÓN DE TMB Y FGC

Las dos empresas del grupo Tram, Tramvia Metropolità y Tramvia Metropolità del Besòs, tienen los mismos socios, con participaciones casi idénticas. El principal accionista es Globalvia. También cuentan con participaciones Marfina, del grupo catalán Moventia, Alstom (que fabrica convoyes del tranvía), TransdevTMB y Ferrocarrils de la Generalitat. Las dos compañías públicas cuentan con el 2,5% del accionariado cada una.

En diciembre de 2019, TRAM decidió duplicar su deuda, y pasar de los 87 a 164 millones, para poder repartir unos 90 millones de euros entre sus accionistas. Ya entonces, los grupos municipales pusieron el grito en el cielo y a propuesta de ERC, la comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad aprobó en enero de 2020 pedir explicaciones y la documentación necesaria para aclarar si el reparto de 90 millones de euros de dividendos por parte de la empresa concesionaria del tranvía se ajustó "a las condiciones del contrato de concesión y la legislación vigente".

GESTIÓN PÚBLICA EN 2032

El reparto de los 18 millones de euros coincide con el anuncio de que la conexión del tranvía por la Diagonal, entre las calles de Castillejos y Girona, iniciará su construcción el último trimestre de 2021. ERC ya ha advertido del importante aumento de beneficios que la unión puede tener para el grupo TRAM, que tiene una concesión de explotación del TramBesòs y el TramBaix hasta el año 2032. En el documento firmado en diciembre de 2020 por los republicanos, Colau y la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), un consorcio interadministrativo presidido por la Generalitat, se acordó que en 2032 el tranvía será de gestión pública en un 100 por 100. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.