La demanda de viajes de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha caído este 2020 por los suelos. El coronavirus y sus consecuencias han desplomado las validaciones en la empresa de transporte durante los seis primeros meses. TMB ha perdido 153,4 millones de desplazamientos. Entre el 1 de enero y el 30 de junio, los compañía ha perdido un 47,83% de pasaje respecto al mismo periodo del año pasado. De 320.704.058 de viajes se ha pasado a 167.297.090.

Los datos, a los que ha tenido acceso Metrópoli Abierta, recogen los distintos transportes que gestiona TMB, entre ellos metro y bus. Solo en el suburbano, el descenso del número de viajeros es de un 47,35% de enero a junio, es decir que el metro barcelonés ha perdido en seis meses 100,4 millones de viajes. En 2019, los pasajeros fueron 212.062.411. Y este año, 111.649.258. En bus, la reducción de viajes durante el primer semestre ha sido del 48,78%, 52,9 millones menos que el año pasado: 108.641.647 frente a 55.646.971. 

MÁS DE 100 MILLONES MENOS DE RECAUDACIÓN

La bajada de pasajeros ha tenido una incidencia directa en la recaudación de TMB en los distintos transportes que gestiona. Las validaciones de enero a junio se han traducido en una recaudación de 100 millones. Durante el mismo periodo del año pasado fueron casi 214,5 millones, es decir que el descenso es de 114,5 millones. La recaudación en la red de metro es de 69,6 millones, mientras que en la de bus es de unos 27,7 millones.

Hace un mes, este medio ya avanzó que el impacto de la Covid-19 en TMB había ocasionado un importante agujero económico. A mediados de junio, la Autoritat del Transpot Metropolità (ATM) adeudaba a TMB 72,4 millones de euros. La ATM es un consorcio interadministrativo en el que la mayoría la tiene la Generalitat (51%), mientras que las administraciones locales tienen el 49% restante, entre ellas el Ayuntamiento de Barcelona y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB). En cumplimento del contrato programa, la ATM debe aportar cada mes 40 millones a TMB. Sin embargo, los ingresos mensuales entre enero y mayo de este año fueron claramente menores, de unos 25,5 millones.

CRÉDITOS POR VALOR DE 95 MILLONES

Ahora, la deuda se ha reducido sustancialmente, hasta los 12,2 millones a 30 de junio de 2020, y la previsión es que a finales de julio sea de unos 17,5 millones de euros. Pese al descenso, la situación económica en TMB es precupante. El 31 de julio, el déficit de tesorería se situará en unos 65,5 millones, según las previsiones que baraja la compañía. En un intento de obtener liquidez, el mes pasado TMB pidió varios créditos a entidades financieras por un total de 95 millones de euros. Fuentes de la empresa consultadas por este medio aseguran que ya se han producido retrasos en pagos a proveedores.

Un dato que no invita al optimismo es que durante el mes de junio, en plena desescalada y con los casos de coronavirus claramente a la baja, la demanda de viajes no subió en exceso y fue incluso inferior a la de marzo de este año, el mes en el que se declaró el estado de alarma. En junio, TMB acumuló 20.548.918 validaciones frente a las 26.159.915 de marzo de este año. Respecto a junio de 2019, los usos de transporte de este año caen un 60,03%. De 51.406.029 viajes se ha pasado a los citados 20.548.918.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.