La Generalitat de Cataluña ha impuesto una multa de 8.000 euros al líder de Élite Taxi, Tito Álvarez, por ser el organizador de la celebración de diferentes movilizaciones convocadas por el sector entre el 17 y el 24 de enero del año pasado que "no habían sido previamente comunicadas".

Por este motivo, se le considera responsable de infracciones administrativas de la Ley Orgánica de protección de la seguridad ciudadana, también conocida como Ley Mordaza, y de contravenir la Ley Orgánica reguladora del derecho de reunión. El expediente detalla siete actos de denuncia de los Mossos d'Esquadra, una de la Policía Portuaria y otra de la Guardia Civil.

LE ACUSAN DE LIDERAR LA OCUPACIÓN DE GRAN VIA

Más específicamente, se le atribuyen las infracciones cometidas por la ocupación de la Gran Via en el marco de las protestas por la regulación del sector de las licencias de VTC.

En el expediente se detalla que Álvarez se presentó delante de los agentes como "organizador y responsable" de las movilizaciones y que incluso dio "directrices al resto de participantes" a lo largo de los días "obstaculizó, junto con el resto de participantes" las vías públicas con sus vehículos.

Los taxistas, ocupando la Gran Vía de les Corts Catalanes el pasado enero / HUGO FERNÁNDEZ
Los taxistas, ocupando la Gran Vía de les Corts Catalanes el pasado enero / HUGO FERNÁNDEZ

Álvarez tiene ahora la posibilidad de hacer alegaciones a las sanciones. De momento, ya ha dejado caer que estudiará esta posibilidad. En un tuit publicado este martes por la mañana, el Rey del Taxi se ha defendido de las acusaciones vertidas hacia su persona y ha indicado que las decisiones de la huelga eran "asamblearias" y que había un comité de huelga "nombrado por los taxistas".  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.