La T-10, la tarjeta más utilizada por los barceloneses, pasa a la historia, al menos tal y como se entiende ahora. A partir del próximo 1 de enero, el titulo de transporte estrella será una nueva tarjeta, la T-Usual, con la que se podrán hacer todos los viajes que se quiera durante 30 días. El precio de este nuevo título de transporte, que será de carácter personal, será de 40 euros para la ciudad de Barcelona. Según la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la T-Usual será la tarifa plana del transporte público y existirá para las seis zonas de la integración tarifaria (cada una con su correspondiente precio). "Por poco más de lo que vale un café al día tenemos viajes ilimitados", ha dicho la edil.

Según el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, la nueva tarjeta es mucho más beneficiosa para el usuario habitual de metro, bus y tranvía, aunque también buscará incrementar el número de personas que utilicen el transporte público. Para Colau, "lo que se presenta este miércoles es política en mayúsculas, un cambio de paradigma y de hábito". Ante una situación de emergencia climática, la alcaldesa ha añadido que es muy necesario potenciar y abaratar el transporte público. La rebaja de precio respecto a la T-Mes actual es de un 25%, 14 euros menos. Tanto la T-Mes como la T-Trimestre dejarán de funcionar.

LA T-10 SE CONVIERTE EN T-CASUAL, MÁS CARA

En cambio, la T-10, propiamente, no desaparecerá. Se transformará en la T-Casual y estará pensada para todas aquellas personas que hagan un uso menos intensivo del transporte público, entre ellos los turistas. A diferencia de la T-10, la T-Casual también será un título unipersonal, es decir que no podrá ser utilizado por otras personas. El precio de esta tarjeta se incrementa notablemente respecto a la T-10 actual. De los 10,20 euros pasará a los 11,35 para los viajeros de una zona, la ciudad de Barcelona. Según Calvet, con estos cambios se quiere que la T-10 deje de ser el título de referencia de los barceloneses.

Otro título de transporte que sigue es la T-Jove. Desde el 1 de enero, con esta tarjeta los menores de 25 años podrán hacer viajes ilimitados durante 90 días. El precio para una zona será de 80 euros y supone una reducción de un 25% respecto al coste actual, 105 euros. En 2020, la T-16, el título de transporte gratuito para los menores de 16 años en su zona de residencia, también estará vigente. El billete sencillo subirá 20 céntimos y pasará para una zona de 2,20 a 2,40 euros. Y la T-Dia, con viajes ilimitados durante un día, costará a partir del 1 de enero 10,50 euros.

Las tarifas del transporte público / ATM

HASTA EL 29 DE FEBRERO

Según la ATM, la T-10 que se haya comprado antes del 31 de diciembre pasará a ser un título unipersonal el 1 de enero y se podrá seguir utilizando hasta el 29 de febrero. El resto de tarjetas y títulos de transporte comprados durante el 2019 se podrán usar hasta que caduquen. Las administraciones también ponen en marcha otro título nuevo pensado para grupos. Es la T-Grup, una tarjeta multipersonal que permitirá hacer 70 viajes en 30 días por 79,45 euros. Este abono está pensado para un uso ocasional del transporte público por parte de escolares o equipos deportivos.

Los títulos de tarifación social para personas sin trabajo -que cumplan con los requisitos establecidos- y para familias monoparentales o numerosas se mantienen. El nuevo título estrella, la T-Usual, costará solo 9,95 euros para las personas en paro y permitirá también hacer viajes ilimitados durante 30 días por las seis zonas que forman parte de la integración tarifaria y que incluye toda el área metropolitana. Los precios de los títulos de transporte para las familas monoparentales o numerosas serán para Barcelona ciudad 32 euros (general) y 20 (especial).

LOS PRECIOS LOS DECIDE LA ATM

El precio del transporte público en Barcelona y su área metropolitana lo decide la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), un consorcio interadministrativo presidido por la Generalitat de Catalunya, que tiene el 51% y por tanto la decisión final sobre las tarifas. El 49% del consorcio está en manos del Ayuntamiento de Barcelona, el Área Metropolitana de Barcelona y la Asociación de Municipios por la Movilidad y el Transporte Urbano. El presidente de la ATM es Damià Calvet, y la vicepresidenta primera es Janet Sanz, teniente de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona.

Ni la T-10 ni el resto de títulos de transporte subieron en 2019. En un año de elecciones, las administraciones optaron por congelar el precio de los billetes y tarjetas. La compra de una T-10, el título de transporte más utilizado por los barceloneses, cuesta ahora 10,20 euros. La última subida se produjo en 2018, cuando la tarjeta pasó de 9,95 a 10.20 euros. Antes de este aumento, los precios estuvieron congelados durante 2015, 2016 y 2017.

BAJADA A FINALES DE 2014

En 2014, la Autoritat del Transport Metropolità subió el precio de la T-10 hasta los 10,30 euros. En diciembre de ese año, un acuerdo entre el entonces alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el jefe de filas del PSC de Barcelona, Jaume Collboni, que contemplaba el apoyo de los socialistas a los presupuestos de Trias, rebajo el precio de la tarjeta por debajo de los 10 euros, hasta los 9,95. Ésta es la evolución de los precios que ha tenido la T-10 y otros títulos de transporte los últimos años.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.