La T-10 ya es historia. Desde este 1 de enero de 2020, la tarjeta más utilizada por los usuarios del transporte público del área metropolitana de Barcelona ya no está a la venta. Las T-10 compradas hasta el 31 de diciembre de 2019 seguirán siendo válidas hasta el próximo 29 de febrero, fecha en que este título de transporte desaparecerá por completo. Tampoco se pueden comprar la T-50/30 ni la T-70/30, aunque se podrán usar hasta finales de febrero. 

La T-10 se creó en 2001, es decir que se trata de un título de transporte que ha estado en funcionamiento durante 19 años. El abono, de carácter multipersonal, es válido para 10 desplazamientos integrados de 1 a 6 zonas (cada una con su precio). En el caso de la tarjeta de una zona, la correspondiente a la ciudad de Barcelona, el precio era de 10,20 euros. Según la Autoritat del Transport Metopolità (ATM), el 55% de los viajes en el área de Barcelona se realizaban hasta ahora con la T-10. La T-1 funcionará como un título unipersonal este enero y febrero.

La desaparición de la T-10 ha provocado las protestas de distintas plataformas ciudadanas y sindicales que tendrán continuidad las próximas semanas. Desde Stop Pujades Transport se están organizando acciones -como la del lunes 30 de diciembre- contra lo que consideran que es una subida del precio del transporte público y para que la ATM, el consorcio interadministrativo que regula las tarifas en el área metropolitana, mantenga la T-10. 

RECTIFICACIÓN DE LA ATM

A raíz de las protestas, y aunque ya se habían hecho públicas las nuevas tarifas para 2020, el ATM rectificó y creó un nuevo título de transporte, la T-Familiar, aunque su puesta en funcionamiento, a partir de 1 de marzo de 2020, no ha convencido a muchos viajeros. El nuevo título está pensado para un uso simultáneo de una familia de hasta cuatro miembros o para pequeños grupos y tendrá ocho viajes en total. El precio de este título de transporte será de 10 euros -para la ciudad de Barcelona, una zona- y tendrá una vigencia de 30 días.

Los títulos de transporte que se ponen en marcha este 1 de enero premian a los usuarios habituales del transporte público, a aquellos que hacen al menos unos 40 viajes al mes. El principal abono es la T-Usual, una tarjeta, definida por la alcaldesa Ada Colau como "una tarifa plana del transporte", con la que se podrán hacer todos los viajes que se quieran durante 30 días. El precio de este nuevo título de transporte, que será de carácter personal, será de 40 euros para la ciudad de Barcelona. 

LA T-CASUAL MÁS CARA Y DE USO PERSONAL

Otro título que se crea es la T-Casual. Está pensada para todos aquellos usuarios que hagan un uso menos intensivo del transporte público, entre ellos los turistas. También será un título unipersonal, es decir que no podrá ser utilizado por otras personas. El precio de esta tarjeta se incrementa notablemente respecto a la T-10. De los 10,20 euros pasará a los 11,35 para los viajeros de una zona, la ciudad de Barcelona. 

A lo largo de 2020, otro título de transporte que se utilizará de manera muy habitual será la T-Jove. Desde el 1 de enero, con esta tarjeta, los menores de 25 años podrán hacer viajes ilimitados durante 90 días. El precio para una zona será de 80 euros y supone una reducción de un 25% respecto al coste del año pasado, 105 euros.

LA T-16 SIN COSTES DE EXPEDICIÓN

Este 2020, la T-16, el título de transporte gratuito para los menores de 16 años en su zona de residencia, también sigue vigente. La diferencia es que este abono deja de tener un coste inicial de 35 euros para su expedición. En caso de pérdida de la tarjeta, la familia del menor titular sí que tendrá que abonar los citados 35 euros. Por su parte, el billete sencillo sube 20 céntimos y pasa para una zona de 2,20 a 2,40 euros. Y la T-Dia, con viajes ilimitados durante un día, cuesta desde este miércoles 10,50 euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.