El Gobierno municipal de Ada Colau ha tomado cartas en el asunto para encontrar soluciones a la controvertida movilidad en el entorno del Park Güell, pero las que ha presentado este jueves han dejado un tanto perplejos a algunos vecinos de la zona (especialmente a los de plaza Sanllehy), que no entienden algunas de las decisiones.

La teniente de alcalde Janet Sanz y el concejal Eloi Badia han presentado todo un dossier de actuaciones que el Ayuntamiento piensa implementar en breve en el entorno del parque. Las dos soluciones principales son:

1.- La instalación de un servicio de autobús-lanzadera desde la estación de metro de Alfonso X hasta la entrada al Park Güell (“para ayudar a descongestionar las líneas de bus regulares cercanas a la zona”). El precio de la entrada al parque se incrementará en 2 euros (ahora cuesta 8 €), estará incorporada la utilización de la lanzadera y sólo se podrá comprar por internet.

2.- Medida prevista para el próximo noviembre, se trata de anular dos paradas de las líneas de bus 24 y 92, justo las que se detienen delante de la entrada del parque.

Según Sanz y Badia, “estas actuaciones se implementarán para reducir su utilización turística y facilitar el transporte a los vecinos”. 

Ambas medidas forman parte del paquete de 196 actuaciones previstas dentro del desarrollo del Plan Estratégico del Park Güell, dotado con un presupuesto de 24,9 millones, en los que “la mejora de la movilidad del entorno es uno de los principales objetivos”.

NO LO VEN CLARO

Sin embargo, y a pesar de que el consistorio alega que para sus planes ha contado con la opinión de numerosos grupos y asociaciones vecinales de diferente signo y reivindicación, algunas de ellas han mostrado a Metrópoli Abierta su “sorpresa” por algunas de las decisiones, así como por la ausencia de otras medidas que consideran “más acuciantes a día de hoy”.

Vecinos de Can Baró y El Carmel cortan plaza Sanllehy cada jueves / Archivo
Vecinos de Can Baró y El Carmel cortan plaza Sanllehy cada jueves / Archivo

Es el caso, en concreto, de los vecinos de diferentes barrios que cada jueves se vienen manifestando en la plaza Sanllehy para protestar por dos cosas concretas: que la línea del bus 24 vuelva a llevarles hasta el Paralelo (desde hace meses 'muere' en plaza Catalunya) y, sobre todo, el reinicio de las obras de la Línea 9 de Metro para dar lugar a la estación de Sanllehy.

Curiosamente, los vecinos que salen a la calle habían decidido recientemente cambiar el día de protesta (ahora serán los sábados) y, por otra parte, habían recibido la confirmación de que la propia Ada Colau los recibirá en el Ayuntamiento el próximo día 10.

ANULACIÓN DE PARADAS

Según Sanz, Badia y el amplio dossier presentado, las medidas del Gobierno municipal tiene como objetivo fundamental que “los visitantes del parque utilicen menos las dos líneas regulares de autobús (24 y 92) que tienen un recorrido más cercano a este espacio”.

La actuación, como decíamos, consiste en anular las dos paradas de autobús situadas en la carretera del Carmel, justo delante del acceso al Park Güell. Se trata de la parada 1216 y la parada 1220, donde se detienen, en sentido ascendente y en sentido descendente, las líneas del 24 y del 92.

El Ayuntamiento y TMB han decidido anular las paradas a partir del próximo noviembre, por lo que los usuarios que quieran utilizar el 24 y el 92 deberán emplear las paradas anteriores o posteriores en ambas líneas, situadas en la carretera del Carmel (a la altura de la calle Ramiro de Maeztu) o en la calle de Albert Llanas.

Es precisamente este punto el que no encaja muy bien con las reivindicaciones vecinales. “Valoramos el proyecto consistorial, pero no vemos muy claro que sea una buena solución anular esas dos paradas, porque hay vecinos a quienes sí les van bien y que, si se las quitan, tendrán que darse un buen paseo para llegar a sus casas”.

EL BUS-LANZADERA

En lo referente al bus-lanzadera, el Ayuntamiento habla de empezar antes del próximo verano (2019). La lanzadera tendrá un servicio continuado, con servicio de ida y de vuelta, desde la apertura hasta el cierre de la zona regulada del parque.

Una guía instruye a un grupo de turistas japoneses en el Park Güell / MIKI
Una guía instruye a un grupo de turistas japoneses en el Park Güell / MIKI 

La lanzadera tendrá inicio y final de recorrido en la plaza Alfonso X y la carretera del Carmel. El tiempo de recorrido total se estima en 28 minutos. La medida irá acompañada de modificaciones de los recorridos de los buses turísticos que actualmente pasan por la calle Praga, para así disminuir el impacto de pasajeros.

Según el plan del ayuntamiento, podrán utilizar el servicio los visitantes individuales de la Zona Monumental del Park Güell con entrada, el precio de la cual (los 10 euros citados más arriba) incorporará el coste del servicio de lanzadera. También podrán cogerla de manera gratuita los vecinos que dispongan de la tarjeta del Park Güell.

Los estudios consistoriales calculan que el nuevo servicio podría absorber entre un 50 y un 60% de los visitantes de la Zona Monumental del Park Güell, transportando entre 300 y 600 personas/hora.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.