ARCHIVADO EN:

Los robos de bicicletas, al alza en Barcelona. Así lo indica el último barómetro de la bicicleta publicado por el departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat. Según el informe hecho público esta semana, hasta un 26,5% de los usuarios de bicicleta de Barcelona les han robado, como mínimo, una vez este vehículo en la ciudad.

Como se puede observar en el gráfico, a un 6,6% de los ciclistas de la capital catalana les han hurtado más de una vez su medio de transporte y otro 19,9%, una única vez. En total, el resultado es que más de la cuarta parte de la población se ha quedado sin su vehículo por sustracción en la ciudad condal.

Barómetro sobre el robo de bicicletas / GENERALITAT DE CATALUNYA
Barómetro sobre el robo de bicicletas / GENERALITAT DE CATALUNYA

PRECAUCIONES

En el barómetro, un 73,1% de los usuarios señala que toma precauciones –sobre todo encadenar la bicicleta– para que no se la roben y un 84,7% indica que, si el Ayuntamiento de Barcelona ofreciera la posibilidad de registrarla –para facilitar su recuperación posterior tras un posible hurto–, haría el trámite.

De hecho, un 67,3% de los ciclistas cree que un registro nacional de esta clase de medios reduciría los robos de forma exponencial y prácticamente un 60% añade que, si se pudiera pagar un seguro de entre 35 y 50 euros mensuales que cubriera los robos y la asistencia por averías, los abonaría.

REGISTRO “ANTIRROBO”

Según el estudio de la Generalitat, las medidas que toman los usuarios para mantener su ciclo es atarla con una cadena, vigilarla y no dejarla sola en ningún momento, encerrar la bicicleta en un garaje o trastero y sacarle el asiento o las ruedas.

Bicicletas puestas paralelamente en una vía
Bicicletas puestas paralelamente en una vía

El barómetro indica que este porcentaje es especialmente elevado entre los ciudadanos más jóvenes, entre la población con bajos niveles de estudios y en los municipios de menor dimensión como las poblaciones del AMB. 

USO DE LA BICICLETA

En el mismo también se relata que, a pesar de las campañas para incentivar la reducción del vehículo contaminante –coches, motos–, el uso de la bicicleta no ha ido al alza en los últimos años.

Solo un 40,3% de la población catalana señala que utiliza este medio con “cierta frecuencia”, un dato muy similar al del barómetro del año anterior y, en general, desde 2006. Únicamente un 5% de los encuestados especifica que utiliza la bicicleta a diario o prácticamente cada día.