“La falta de calidad del aire del área de Barcelona es un problema real, actual, no de futuro, y crónico, que arrastramos desde hace muchos años. Un problema que afecta a la salud de todos”. El conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Josep Rull, ha destacado este jueves con estas palabras el problema de la contaminación en Barcelona y el área metropolitana.

La mitad de la contaminación atmosférica proviene de los vehículos privados. Actualmente, cada día laborable acceden a la ciudad unos 500.000 coches, ocupados por una media de 1,3 personas. Para reducir esta cifra, la Generalitat prepara medidas que se implementarán a finales de este año, como la regulación de los accesos en 40 municipios cuando se produzcan picos de contaminación.

El profesor de Química Ambiental de la UB Xavier Giménez, en declaraciones a Metrópoli Abierta, ha señalado que no confía en la efectividad de estas medidas porque “restringir el acceso a la ciudad supondrá más dificultades que soluciones a la contaminación”. Según este experto, se trata de “medias paliativas hasta que los coches dejen de contaminar”.

VEHÍCULO ELÉCTRICO

Precisamente, esa es la única solución que considera efectiva para reducir la polución, incentivar el vehículo eléctrico, porque “si en la periferia hay mucha contaminación, la contaminación se mueve” y acaba llegando a la ciudad, señala Giménez, quien rechaza las medidas “coercitivas”, como la prohibición de circular a los vehículos que superen un número determinado de años, porque “normalmente, la gente que tiene coche viejo y lo utiliza es porque no se puede permitir cambiárselo”.

La transición al vehículo eléctrico será lenta. El 24% de los coches que se venden en Noruega son eléctricos. En España son el 0,8%. Para incentivar el cambio, Giménez sugiere a las administraciones que incentiven los puntos de recarga, porque “esto aceleraría la transición, que tendría más éxito que restringir el tránsito, que perjudicará a mucha gente”.

IMPUESTOS Y APPS

Otra de las medidas que pronto se implantarán en toda Catalunya es el impuesto sobre el CO2. El conseller Rull ha recordado que a final de año entrará en vigor el gravamen sobre las emisiones de los vehículos, aprobado por el Parlament en el marco de la Ley de acompañamiento de los presupuestos.

Además, ha anunciado el lanzamiento de una aplicación que permite consultar los datos de la calidad del aire en tiempo real en estaciones georeferenciadas, y teniendo en cuenta la evolución de cada contaminante a lo largo de la semana. Esta APP se une a la que ya lanzó el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) para que los ciudadanos conozcan el grado de contaminación que genera su vehículo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.