La reforma de la Via Laietana impulsada por el gobierno municipal cuenta con una oposición total de los taxistas de Barcelona, que se verán gravemente perjudicados en su jornada laboral cuando se haya materializado la reforma.

Los planes del Ayuntamiento se traducen en el establecimiento de un carril compartido para bus, bici y taxi y otro para vehículos privados en sentido sur, así como un carril bus-taxi y un carril bici en sentido norte. La vía contará con dos aceras de cuatro metros cada una.

Los trabajos supondrán un triple perjuicio para los chóferes, incluyendo la desaparición de una parada histórica, quienes denuncian que el consistorio no les ha tenido en cuenta pese a su implicación en el proyecto de reurbanización.

PARADA HISTÓRICA

Jaime Sau, Secretario de la Unión de Barcelona del STAC, denuncia que el Ayuntamiento va a eliminar la parada de taxis de la plaza de Antoni Maura "para hacer una plaza pacificada". "Es una plaza histórica para el taxi de Barcelona, la segunda o tercera que más tráfico tiene", asegura.

En este sentido, afirma que el sector perderá "un punto neurálgico, importantísimo entre el Born y el Gòtic junto al Mercado de Santa Caterina y la Fira de Santa Llúcia". Por ello, reclama que aunque se pacifique la zona "el taxi tiene que estar ahí como está en el lateral de paseo de Gràcia".

"AUTÉNTICA LOCURA"

En materia de seguridad, la reforma tampoco convence. Sau califica de "auténtica locura" que el carril bus-taxi en sentido sur también sea compartido con las bicicletas por una doble cuestión de seguridad y velocidad comercial.

Parada de taxis de la plaza de Antoni Maura / TODOTAXI
Parada de taxis de la plaza de Antoni Maura / TODOTAXI

Además, insiste en la peligrosidad que supondrá recoger a viajeros en sentido norte, debido a que tendrán que cruzar a pie por el carril bici.

"FALTA DE ÉTICA Y SEGURIDAD"

Tito Álvarez, portavoz de Élite Taxi, destaca que el nuevo carril bus-taxi-bici denota "falta de ética y seguridad", por lo que tacha la propuesta del gobierno municipal de "despropósito".

Ante esta problemática, Álvarez remarca la necesidad de que el nuevo carril bici que recorre la Via Laietana en sentido sur vaya "segregado", y subraya el perjuicio de compartir carril con ciclistas y el riesgo al recoger a los pasajeros.

El portavoz de Élite reconoce que existe un beneficio en que el taxi pueda subir y bajar por esta céntrica calle, pero insiste en que en materia de seguridad no lo tienen "nada claro".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.