El pasado mes de enero, la Autoridad Catalana de la Competencia (Acco) inició una investigación para saber si Tusgsal, Moventia y Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) vulneraron la normativa del mercado con el actual contrato del Aerobús, adjudicado en 2008 y que estaba en vigor por una prórroga.

El expediente se sumó a otro procedimiento abierto por presunto pacto ilegal entre ellas (el término técnico se llama colusión) que atañe al nuevo contrato. Había tantas pruebas contra ellos que la adjudicación quedó suspendida en diciembre de 2018. Este hecho supuso un nuevo caso de supuesta irregularidad en una concesión del Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Según informó Crónica Global, la incoación de un nuevo expediente a Tusgsal y Transports Ciutat Comtal (una empresa mixta formada por la privada Moventia y la pública TMB) se basó en los presuntos indicios de que alcanzaron un pacto con el objetivo de "eliminar la competencia" para hacerse con este servicio.

ARREGLAN SU PROPIA 'CHAPUZA'

Esta serie de varios capítulos vivirá un nuevo episodio este viernes, cuando en el pleno de esta mañana del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) se aprobará la decisión del Consejo Metropolitano de otorgar el contrato del Aerobús a la UTE formada por las compañías Alcalabús SL, Castromil SA y Empresa Monforte SAU.

Esta UTE quedó en segunda posición en el polémico concurso público y ahora, salvo sorpresa de última hora, se hará con el jugoso contrato que estaba en disputa tras la suspensión decretada por la Acco hace algo más de dos años.

Así quedó el concurso público del aerobús en 2018 / AMB
Así quedó el concurso público del aerobús en 2018 / AMB

SIN NOTIFICACIÓN OFICIAL

Después de 15 meses desde la suspensión, el AMB ha hecho público esta semana que todavía no ha recibido ninguna notificación en relación a la resolución de dicho expediente, ni las consecuencias de la misma.

Por ello, los servicios técnicos de la Dirección de Servicios de Transporte y Movilidad de la entidad metropolitana emitieron un informe en relación a la situación actual del servicio y las condiciones en que se está prestando. En él, pusieron de manifiesto la necesidad de formalizar la nueva concesión tanto por motivos técnicos como económicos, el envejecimiento de la actual flota y la necesidad de renovación y pérdida de ingreso por la administración en concepto de canon unitario.

OFICIALIZAN LA RENUNCIA

Asimismo, la empresa mejor clasificada, la UTE formada por Tugsal, TMB y Moventia, ha presentado un escrito invocando los artículos 161 del Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público (Ley aplicable en el contrato) y 158 de la vigente Ley de Contratos del Sector Público.

La reformulación de la concesión del contrato del aerobús será punto del día en el pleno del AMB del 3 de abril / AMB
La concesión del contrato del aerobús será punto del día en el pleno del AMB del 3 de abril / AMB

En el texto, estas empresas argumentan que retiran su oferta por su imposibilidad de cumplirla en los términos que se presentó, considerando que es una oferta desfasada teniendo en cuenta el tiempo transcurrido desde su presentación (21 meses).

LOS SEGUNDOS SERÁN LOS PRIMEROS

Finalmente, a causa de la vista de la renuncia presentada y las necesidades técnicas y económicas expuestas, y de conformidad a lo que establecen los artículos 161 y 151.2 de la Ley de Contratos del Sector Público, la Dirección de Servicios de Transporte y Movilidad del AMB propone ahora al Consejo Metropolitano adjudicar el polémico contrato a la UTE que quedó en segunda posición. Es decir, a las empresas Alcalabús SL, Castromil SA y Empresa Monforte SAU.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.