Las reformas de la vía Laietana y la Rambla conllevarán importantes cambios en materia de movilidad, especialmente para el vehículo privado. Los cambios derivados de estos trabajos prohibirán la circulación de éstos en dos vías en las que actualemente está permitida.

La previsión municipal pasa por aceptar, únicamente, el tráfico privado en vía Laietana en caso de circular en sentido mar. Tan solo los residentes podrán acceder en sentido montaña. En la Rambla, se restringirá la circulación en sentido sur, una actuación en la línea de las polémicas limitaciones que aplicará el consistorio en el Raval.

Expertos y afectados por los cambios previstos por el Ayuntamiento se muestran críticos con las alternativas proyectadas por el gobierno municipal tras el final de las obras, e insisten en el carácter ideológico que tienen estas modificaciones que se pueden consultar aquí.

CONFLICTO EN VÍA LAIETANA

Paco Narváez, exconcejal de Movilidad de Barcelona, afirma estar sorprendido de que "la Rambla y vía Laietana sigan siendo alternativas de paso actualmente", y rechaza el planteamiento municipal que muesta vía Laietana en sentido mar como una opción para el vehículo privado a bajar por la Rambla tras las reformas.

Respecto a la distribución planteada para la calle que separa el Gòtic y Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera, lamenta el carril bus/bici previsto en sentido mar y destaca la peligrosidad del carril bici en sentido montaña: "En un sitio en el que puede haber 30 o 40 personas esperando el autobús el conflicto está garantizado".

Movilidad actual en vía Laietana / MA - VERÓNICA MUR
Movilidad actual en vía Laietana / MA - VERÓNICA MUR

Por ello, Narváez propone que el carril bici transcurra "por el centro de vía Laietana", lo que permitiría espacio suficiente para un carril bus en cada sentido de la marcha con un ancho mínimo de "3,20 metros" para compartir con el vehículo privado".

VÍAS DE MAYOR CAPACIDAD

Respecto a la alternativa de circulación en sentido montaña hasta la plaza de Urquinaona, el exconcejal de Movilidad cree que el consistorio "da mucha importancia al paseo de Picasso" pese a que la calle de Marina "es una mejor opción". "El paseo de Picasso va a parar a un núcleo urbano", justifica Narváez.

El exregidor destaca la importancia de buscar "vías con mayor capacidad y menos congestión" para plantearlas como alternativas, y que en éstas no se aplique el urbanismo táctico de Colau. "Estrangularías el tráfico. Si triplicas el tiempo de paso por estas calles, triplicas la contaminación", sentencia.

'IDEOLOGÍA CONTRA EL TRÁFICO'

Gregori Hidalgo, presidente de MotoristesBCN, tacha los cambios en materia de movilidad de "ideología contra el tráfico rodado", y alerta de que las alternativas propuestas por el consistorio no se pueden considerar como tal ya que "se incrementa el tiempo" del trayecto.

El colectivo lamenta que se "colapse la movilidad con el lema de la sostenibilidad", y denuncia el "pinzamiento arterial" que está llevando a cabo el Ayuntamiento para coartar al ciudadano en su legítima libertad de "escoger el vehículo" que se adapte a sus necesidades.

Vista actual de la Rambla / AJ BCN
Vista actual de la Rambla / AJ BCN

Respecto a vía Laietana, Hidalgo incide en que "continuarán pasando coches, la velocidad continuará siendo de 30 kilómetros por hora y habrá más contaminación".

'GRAVES PROBLEMAS DE MOVILIDAD'

Joan Blancafort, secretario general del Gremi del Motor, incide en que los cambios propuestos por el Ayuntamiento "no tienen ningún sentido", ya que provocan recorridos más largos y supondrá un problema en términos de "coordinación semafórica". Como consecuencia, el tráfico "se ralentiza más y hay más contaminación".

Respecto a la reforma de vía Laietana, explica que "es un reflejo de lo que quiere Colau y sus socios de gobierno", provocando "graves problemas de movilidad". "La vía Laietana es una arteria clave del Casco Antiguo. Se está rompiendo con la filosofía del plan Cerdà, los barrios se están convirtiendo en una superilla", destaca.

Tras la finalización de los trabajos, Blancafort prevé "un gran cambio en el tejido comercial de la zona", en el que los comercios derivarán en "restauración" y un aumento del "turismo". El secretario del colectivo cree que hay un "peligro de gentrificación" y muestra su "preocupación por el movimiento de mercancías" en la zona.

Imagen virtual de la reforma de la Rambla / AJ BCN
Imagen virtual de la reforma de la Rambla / AJ BCN

'NO DAN SOLUCIONES'

Evaristo Magaña, presidente de la Asociación de Transportistas Agrupados Condal (Astac Condal), lamenta que los cambios en movilidad no vengan acompañados de "soluciones" para los transportistas. "Ahora el reparto ya es más complicado por el aumento del tráfico y con dificultades por los horarios, no hay muchas alternativas", explica.

El líder de la asociación de transportistas pide que éstos puedan tener acceso a vía Laietana y en especial a la Rambla, donde hay "supermecados grandes a los que hay que llegar". Además, hace especial hincapié en el problema que supone "desviar el tráfico de mercancías" por sus características.

Por todo ello, Magaña pide que el consistorio barcleonés otorgue a los trabajadores del sector "permisos extraordinarios" y facilite una "amplicación de horarios" que pueda facilitar el trabajo de éstos tras las reformas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.