Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, intensifica su acoso a los coches privados. Este miércoles,  el Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que extenderá el modelo de la Superilla de Sant Antoni por todo el Eixample. Para lograrlo, la idea del gobierno municipal es desarrollar 21 plazas y 21 ejes verdes en todo el distrito.

De momento, habrá otros cuatro ejes de transformación: Consell de Cent, Rocafort, Comte Borrell y Girona. Las plazas servirán como conectores que unirán las diferentes calles y en ellas no se permitirá el acceso al vehículo privado. “Pasaremos de calles a ejes verdes, a través de una mejora del modelo de Sant Antoni ”, ha subrayado la segunda teniente de alcaldía, Janet Sanz

UN SALTO DE ESCALA

El presupuesto para este nuevo programa será de 37,8 millones de euros. Se intentará que este programa esté financiado, en parte, con fondos europeos.

Sanz ha definido este proyecto como una “propuesta realista de transformación urbana a corto y largo plazo de Barcelona” y ha puesto sobre la mesa la idea de salto de escala. Es decir, que, desde su punto de vista, "toda la ciudad tiene que ser una superilla" y ha destacado la de Sant Antoni como "modelo" a seguir. 

ACTUALIZAR EL PLAN CERDÀ

Por su parte, Colau ha presentado esta evolución del modelo de Superilla, extendida por una parte importante de la ciudad, actualizando la idea original del plan de Ildefons Cerdà, “poniendo a las personas en el centro.”

Primeras nuevas actuaciones del Ayuntamiento / AJ. DE BCN
Primeras nuevas actuaciones del Ayuntamiento / AJ. DE BCN

Cada día pasan por el centro de Barcelona 350.000 coches. Una cifra que el gobierno municipal quiere reducir. Por este motivo, la idea es que una de cada tres calles de la trama Cerdà sea un eje verde. La intención del Ayuntamiento es “pasar de lo táctico a lo estructural.”

UN PROYECTO DE UNA DÉCADA

La propuesta completa a diez años vista comportará la conversión de 21 calles en ejes verdes y la creación de 21 plazas, con el objetivo de que los vecinos del Eixample tengan una plaza o un eje verde a una distancia máxima de 200 metros de casa, ha dicho Sanz.

Entre las calles en la que se actuará, se encuentran Provença, Ausiàs March, Nicaragua, Casanova, así como nuevas intervenciones en otros ejes ya pacificados como Enric Granados y avenida Gaudí, según el consistorio.

Ada Colau, Janet Sanz y Laia Bonet, en la rueda de prensa de este miércoles / AJ. DE BCN
Ada Colau, Janet Sanz y Laia Bonet, en la rueda de prensa de este miércoles / AJ. DE BCN

"Este modelo no tiene marcha atrás. Esta intervención la haremos seguro, pero trabajaremos para tener inversiones del Estado y de fondos europeos", ha dicho Colau, que ha afirmado que el objetivo último de la medida es mejorar la calidad de vida de los vecinos.

CONCURSO PÚBLICO

Para llevar a cabo su objetivo, el Ejecutivo local lanzará próximamente un concurso público en el que el equipo ganador deberá definir el modelo de calle a partir de una serie de requisitos previos. marcados por el área de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del consistorio barcelonés.

En este caso, la segunda teniente de alcladía, Laia Bonet, ha explicado que el Gobierno de la ciudad desea "atraer a las mentes más brillantes del urbanismo en el mundo para volver a poner a Barcelona como un ejemplo mundial" en este ámbito.

POLÉMICO CARRIL BICI EN ARAGÓ

La presentación de este nuevo programa Superilla Barcelona viene tras la polémica creación de un carril bici de la calle de Aragó, una auténtica autopista urbana. Esta polémica idea será una realidad en breve, puesto que el Ayuntamiento licitó el 12 de agosto los trabajos de construcción, tal y como avanzó el 30 de septiembre Metrópoli Abierta

La habilitación del carril bici en Aragó es una apuesta del gobierno de Ada Colau que tiene una gran carga simbólica y política en su lucha contra el uso del coche privado. Se suma a la implantación de un carril bus hace unos meses que apenas es utilizado por vehículos de transporte colectivo, salvo por los taxis. 

La calle de Aragó, llena de coches, a mediados de septiembre / JORDI SUBIRANA
La calle de Aragó, llena de coches, a mediados de septiembre / JORDI SUBIRANA

El PP de Barcelona exigió el pasado 6 de octubre en un comunicado la suspensión de este carril bici en esta importante y muy densa vía barcelonesa. El portavoz de los populares, Óscar Ramírez, aseguró que "es un despropósito imponer carriles bici en todos lados y más en vías principales que funcionan para el tráfico rodado y ayudan a no colapsar el Eixample, cuando calles colindantes como Valencia, Consell de Cent o Diputació, ya cuentas con carriles bici." 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.