Este jueves la red de Metro de Barcelona experimentará dos paros. Así lo están anunciando por megafonía: paralizarán el servicio durante dos minutos. La primera reivindicación será a las 12 horas, la segunda a las 20.30 horas. Con estos actos quieren mostrar su rechazo a las agresiones a empleados y a los actos vandálicos contra las instalaciones y trenes. El objetivo es conseguir que las administraciones se impliquen en los ataques que reciben.

El representante de los trabajadores del Metro de CC.OO., Baptista Silanes, ha declarado que también han decidido concentrarse desde las 10 horas en la plaza Sant Jaume para reclamar una reunión con el Gobierno municipal.

"Agreden, amenazan e intimidan hasta el punto que se ven acorralados en trenes y estaciones sin poder salir hasta que alguien les venga a socorrer", ha expresado Silanes, que ha asegurado que la violencia se concentra, sobre todo, en grupos de grafiteros.

USUARIOS AFECTADOS

En este sentido, ha pedido que la Guàrdia Urbana y los Mossos d'Esquadra se impliquen en este tema: "Afecta también a los usuarios, no solo a trabajadores", y ha criticado que la presidenta de TMB, Mercedes Vidal, les indicó que la competencia en este conflicto era del Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Sobre las 10.30 horas, la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, y el consejero delegado de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Enric Cañas, han bajado a la plaza para ofrecer a los sindicatos que participaban en la movilización –CC.OO., UGT y CGT– una reunión este mismo jueves para abordar el problema.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.