El director del Metro de Barcelona, Ramon Bacardí / TMB
El director del Metro de Barcelona, Ramon Bacardí / TMB

El director del metro carga contra la T-Mobilitat: "Está muy mal planificada"

Ramon Bacardí asegura que es "un proyecto de I+D muy osado" pero que sin embargo no acabará ofreciendo las mejores prestaciones

Guardar
Periodista
Actualizado: 05/11/2020 12:26 h.

La T-Mobilitat recibe críticas desde sus entrañas. El proyecto estrella que tiene como misión revolucionar el transporte público metropolitano y catalán no convence ni entre sus propios impulsores. Este jueves, el director del Metro de Barcelona, Ramon Bacardí, ha cargado contra la T-Mobilitat por estar "muy mal planificado". Razones no le faltan. El proyecto lleva años de retraso. Se empezará a implementar en 2021, aunque de forma escalonada y todavía con flecos por resolver. 

Bacardí ha disparado contra la T-Mobilitat en una entrevista en la web corporativa de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). Cabe recordar que el proyecto lo dirige la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), un consorcio interadministrativo donde la Generalitat tiene mayoría (51%). "La T-Mobilitat es un proyecto de I+D muy osado y, bajo mi punto de vista, muy mal planificado. De hecho, cuando entré en la Autoritat del Transporte Metropolità (ATM) lo primero que hice fue replanificarlo, ya que poner de acuerdo a más de 70 operadores y distintas administraciones no es fácil."

CRÍTICAS A LA EMPRESA ADJUDICATARIA

Pero las críticas no han ido solo contra las administraciones. El directivo de TMB también ha repartido contra la empresa adjudicataria SOC Mobilitat --una unión temporal de empresas (UTE) formada por CaixaBank, Indra, Fujitsu y Moventia­--. Según él, estas empresas "no han estado a la altura" y han retrasado su puesta en marcha.

La tarjeta T-Mobilitat está prevista para 2021 / Archivo
La tarjeta T-Mobilitat está prevista para 2021 / Archivo

También cree que el proyecto no acabe siendo tan tecnológicamente revolucionario como se esperaba: "Lo que nos encontramos es que la tecnología ha avanzado mucho más rápido que el proyecto y me temo que su puesta en servicio no acabe ofreciendo las mejores prestaciones", ha dicho. 

Aún así, Bacardí confía en que el próximo año "se empiecen a poner en servicio algunos títulos y funcionalidades", tal y como prometió el ATM, y en el año 2022 "se termine de hacer todo el desarrollo en el área del actual servicio de las distintas coronas". Según él, las instalaciones están preparadas para ello, tanto en la red de metro como la de autobús.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.