Desde este martes la estación de metro de Plaza España de la línea L1 se queda sin escaleras mecánicas; las que conectan el andén que va en dirección a Hospital de Bellvitge con el vestíbulo, quedarán inutilizadas hasta setiembre ya que TMB las sustituirá por unas de nuevas.

Esto supone varios meses de obras y la previsión es que finalicen para las fiestas de la Mercè, aunque los carteles informativos que se encuentran en la misma estación anuncian que ya se podrán usar a partir del mes de agosto.

VIDA ÚTIL DE 30 AÑOS

Según TMB se considera que todos los elementos de la red de metro tienen una vida útil de 30 años y que pasado este tiempo se deben remplazar. Además, en la estación de metro de Plaza España, una de las más transitadas de toda la red del suburbano, el uso de las escaleras es de más de 30.000 viajes al día y por lo tanto se necesita el cambio más constante.

TMB ha asegurado que una vez se haya realizado la instalación en las escaleras, se repetirá el mismo proceso en el otro lado de la línea, que va en dirección a Fondo. Mientras tanto, los usuarios del suburbano deberán usar las escaleras convencionales, según Betevé.

Durante este mes de mayo han sido varias las operaciones de los técnicos para modernizar y remplazar las escaleras mecánicas del metro. En 10 de mayo fue el turno de la estación de metro de Urquinaona, donde se mejoraron varios elementos de la escalera para ofrecer un mejor servicio a los usuarios.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.