El metro de Barcelona ha perdido durante abril un 90,7% de pasaje respecto al mismo mes de 2019. En cifras absolutas, el suburbano barcelonés ha registrado 3,2 millones de validaciones frente a las 34,7 millones del año pasado. El mes de abril ha sido el único (por ahora) en el que el transporte público ha funcionado los 30 días con el estado de alarma en vigor. También ha coincidido con la Semana Santa y con siete días, del 2 al 9 de abril, de transporte público restringido a los servicios esenciales y gratuito. En términos absolutos, y a nivel interanual, el metro ha perdido 31,5 millones de viajes.

La tendencia a la baja de los viajes ya se notó el mes de marzo, coincidiendo con el inicio de la crisis del coronavirus y el decreto del estado de alarma el 14 de marzo, que comportó la restricción de la libertad de movimientos y de circulación para detener la pandemia. En marzo, como avanzó Metrópoli Abierta, el metro registró 17,4 millones de viajes, mientras que en marzo del año pasado fueron 37,3 millones, es decir casi 20 millones menos. El mes de febrero de 2020 acabó con 35,2 millones de validaciones. La caída de viajeros entre marzo y febrero de este año es de 17,8 millones.

50 MILLONES DE VIAJES MENOS DESDE ENERO

Durante los meses de marzo y abril, los viajes en metro se han desplomado. A lo largo de estos dos meses, y en referencia a febrero de 2020, el servicio ha dejado de ingresar 32 millones de validaciones. Entre enero y abril de este año, el número de viajeros se ha situado en 91,2 millones. Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la empresa que gestiona el servicio, cerró 2019 con récord de pasaje, 411,9 millones. Entre enero y abril de 2019, los viajeros fueron 140,7 millones, unos 50 millones más que este 2020.

En bus, las cifras son igual de malas, con 1,2 millones de pasajes a lo largo de abril frente a los 17,9 de millones de validaciones el cuarto mes de 2019. En marzo de 2020, el número de usuarios de bus ya fue claramente a la baja, con 8,7 millones, 9,5 millones menos que en febrero, cuando se registraron 18,2 millones. En 2019, el servicio de bus computó 215,3 millones de viajes.

SANGRÍA DE 60,8 MILLONES

A nivel económico, el impacto de la crisis sanitaria en las cuentas de TMB ha sido monumental, con 60,8 millones de pérdidas por la caída de las validaciones en metro, bus y bus turístico, entre el 14 de marzo y el 10 de mayo, según reconocieron fuente de la empresa a Metrópoli Abierta. TMB, según datos oficiales, ingresó algo más de 424 millones de euros por las validaciones de todos sus títulos en 2019. Un año antes, la compañía había recaudado 417 millones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.