Año negro para el transporte público en el área de Barcelona. Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), el principal operador metropolitano, ha cerrado 2020 con casi 200 millones menos de viajes en la red de metro. De los 411,9 millones de 2019 se ha pasado a 217,9 en 2020, un 47,1% menos. Los datos los recoge la página de estadística del Ayuntamiento de Barcelona, que cita como fuente a TMB.

La cifra de usuarios es la más baja desde 1999 [ver aquí]. Desde ese año, en el que tomaron el suburbano barcelonés con 286,7 millones, TMB había mantenido una tendencia al alza que llevó a la empresa a superar en 2018 por primera vez los 400 millones de desplazamientos, hasta los 407,5 millones.

DESCENSO DE TURISTAS Y RESTRICCIONES DE MOVILIDAD

En un encuentro con la prensa a finales de año, el consejero delegado de TMB, Gerardo Lertxundi atribuyó la caída del pasaje a las restricciones de movilidad por la pandemia, al descenso de turistas -que ha supuesto para los hoteles de la ciudad una pérdida de 17 millones de pernoctaciones-, al aumento del paro y a la bajada de desplazamientos de estudiantes universitarios. 

Un bus turístico de TMB junto a La Pedrera / TMB
Un bus turístico de TMB junto a La Pedrera / TMB

Las cifras son igual de negativas en el bus. El año pasado tomaron los vehículos de TMB unos 115 millones de usuarios, 96 millones menos que en 2019, un 46,4% por debajo. También en este transporte, los datos son los más bajos de las últimas dos décadas [ver aquí]. Sin apenas visitantes, el bus turístico ha cerrado 2020 con apenas 388.000 usuarios tras estar toda la primavera sin actividad, desde marzo hasta finales de junio. En 2019 viajaron en este servicio 4,2 millones de pasajeros. En 2013 fueron algo más de seis millones [ver aquí las estadísticas].

PÉRDIDAS DE 179,3 MILLONES EN TMB

Lertxundi reconocía en diciembre que la pandemia ha dejado en TMB pérdidas por valor de 179,3 millones de euros, por debajo las estimaciones de finales de septiembre para fin de año, donde el agujero económico se situaba en 242,7 millones. Entre los datos que dio el consejero delegado antes de acabar el año, remarcó que TMB tenía en 2020 un presupuesto de 598,2 millones. La llegada de la pandemia provocó la necesidad de una financiación extra de 261,2 millones. La compañía había podido ahorrar 82 millones de euros en gasto corriente o desplazamientos de inversiones.

En el conjunto del área de Barcelona, y teniendo en cuenta todos los operadores de transporte, la pérdida de usuarios en 2020 es del 4669%. De los 1056,6 millones de viajeros de 2019 se ha bajado en 2020 a 564,6 millones de usuarios. Según la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), el déficit del transporte público en el área de Barcelona por la crisis sanitaria rondará los 750 millones. Del total, 442 millones corresponden a 2020 y este año se prevé que alcancen los 308 millones.    

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.