Como ya ocurrió en otras ediciones, el Mobile World Congress, el gran evento de las telecomunicaciones digitales, que se celebra anualmente en los pabelloness de Fira Barcelona en Hospitalet, vuelve a estar amenazado por la posibilidad de que se quede sin transporte público.

Ya no es tan solo el conflicto que se vive estos días entre taxis y VTC, sino que a ello se añade una posible huelga del Metro barcelonés que afectaría a varios días de esta feria internacional, la más importante del sector, que en su edición del año pasado reunió a 101.000 visitantes, la mayoría de ellos de multinacionales y empresas de alto poder adquisitivo. La plantilla del suburbano barcelonés se reunirá en asamblea este jueves para decidirlo, aunque se sabe ya que los paros cuentan con el favor del comité de empresa.

Los representantes de los trabajadores pondrán sobre la mesa una serie de movilizaciones entre el 25 y el 29 de febrero, que son los días entre los que se celebra el evento. Según informa El Periódico, fuentes de la compañía consultadas apuntan a que el plan incluirá paros de dos horas por turno durante cuatro lunes (el del Mobile incluido), a partir del 11 de febrero. 

Entre las principales razones que han llevado a los trabajadores a plantear la posibilidad de una huelga durante la asamblea están las temas que más les están preocupando en los últimos tiempos: el de la crisis del amianto, los problemas de la automatización (el cierre automático de estaciones, que está en periodo de pruebas en algunas terminales) y, como siempre, el de los despidos improcedentes.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.