Ir en transporte público sin mascarilla será multado muy pronto. Lo ha dicho este lunes la regidora de Movilidad y presidenta de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Rosa Alarcón. La edil no ha dado una fecha, pero como la normativa ya existe, "ya se podría hacer", ha subrayado Alarcón.

Sin embargo, las administraciones prefieren utilizar, por ahora, la pedagogía, ha añadido la regidora. Tampoco parece que vaya a hacer falta sancionar si las cifras que ha facilitado el Ayuntamiento son ciertas: el 96% de los viajeros del metro ya llevan mascarilla. En las calles de Barcelona, estas cifras no se cumplen ni por asomo, aunque utilizar mascarilla solo es recomendable.

La semana pasada se distribuyeron 225.000 mascarillas en el metro y otros puntos de enlace, y, recientemente, se han puesto en marcha 10 máquinas expendedoras para la venta de mascarillas en siete de las estaciones de mayor afluencia de la ciudad: Catalunya, Espanya, La Sagrera, Verdaguer, Sagrada Família, Diagonal y Lesseps. 

TOMA DE TEMPERATURA

De momento, en TMB no se plantea poner controles de acceso a los andenes, una medida que sí que se ha puesto en marcha en Madrid y que en Barcelona ya recomendaba el científico que Oriol Mitjà y otros expertos en un informe que elaboraron para la Generalitat. Mitjà también sugirió la toma de temperatura en los accesos al transporte público.

Alarcón ha asegurado que, por ahora, no es necesario regular los accesos porque no se han producido "aglomeraciones". Si se plantea, ha añadido Alarcón, se tendrá que hacer con mucho cuidado y seguridad. Una de las cuestiones que se tendrá qué decidir es dónde se hacen las colas, si dentro de las instalaciones o en la calle.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.