La Dirección General de Tráfico (DGT) no está multando a conductores y pasajeros que no lleven la mascarilla puesta en el interior del vehículo. Así lo ha asegurado el mismo organismo en un comunicado este miércoles, después de varios días de polémica por las supuestas sanciones.

Según la DGT, "el uso de la mascarilla es una cuestión de salud pública y no usarla ni es una infracción de Tráfico ni es sancionable con multa o pérdida de puntos" por parte de la propia entidad porque no tiene competencias. En el mismo comunicado, el organismo "lamenta" además que los ciudadanos hayan podido "sentirse desinformados" con lo que define como "falsas noticias".

NI SANCIÓN ECONÓMICA NI PÉRDIDA DE PUNTOS

En los últimos días había circulado el rumor que no llevar la mascarilla dentro del coche podría acarrear una sanción de entre 80 y 500 euros. Un bulo que aseguraba también que llevarla colgada del retrovisor convellaría la multa mínima y no habría retirada de puntos; que no llevarla en un coche con personas no convivientes acarreaba una sanción de 100 euros; y que quitársela durante la conducción comportaba la máxima sanción –de 500 euros– y la pérdida de seis puntos del carné. Algo que ahora la DGT ha desmentido con rotundidad.

Aunque las multas que no interponga Tráfico sí pueden llegar por parte de Sanidad. Las mascarillas son de uso obligatorio en el interior del coche si se viaja con personas no convivientes, establece el Real Decreto de Nueva Normalidad. Si se hace caso omiso de esta norma, la autoridad puede sancionar al conductor y los pasajeros con 100 euros de multa. Una sanción que sí es real pero que no tiene nada que ver con la DGT.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.