El Ayuntamiento ha presentado a los vecinos los proyectos para cubrir la autopista urbana más famosa de Barcelona / PA
El Ayuntamiento ha presentado a los vecinos los proyectos para cubrir la autopista urbana más famosa de Barcelona / PA

Las obras estivales coparán las vías de entrada a Barcelona

Más de 140 actuaciones urbanísticas afectarán a la circulación veraniega por la ciudad

Guardar
Actualizado: 03/07/2017 19:24 h.

Verano, tiempo de mojitos, parasoles y retroexcavadoras. Como ya suele ser habitual, la temporada veraniega se vivirá en la ciudad con múltiples obras urbanísticas y de pavimentación. Actuaciones que afectarán sobre todo a la movilidad por la urbe, ya que las más significativas se centrarán en sus accesos.

Tal como ha recordado la regidora de Urbanismo, Janet Sanz, “aprovechamos el verano porque es la época que hay menos actividad en la ciudad, tiene menos impacto y causa menos molestias”. De hecho, este año, el número de obras prácticamente se duplica. En total se llevarán a cabo 49 actuaciones estivales (15 más respecto al mismo periodo del año pasado) y otras 49 pavimentaciones (30 más que en 2016). Nuevas hormigoneras que se sumarán a las que ya trabajan en la ciudad. En total, 140 actuaciones a lo largo y ancho de Barcelona.

LAS ENTRADAS A LA CIUDAD, PATAS ARRIBA

Las actuaciones más relevantes de la temporada alta de obras se concertarán en los accesos de la ciudad. Las rondas, la Gran Via o la Meridiana sufrirán restricciones de tráfico para poder llevar a cabo sus re-asfaltados. Unas actuaciones que ya se han calendarizado con el objetivo que no coincidan entre ellas. En total, se destinarán 9 millones de euros del presupuesto municipal, a los que cabe sumar la inversión estatal. En total, 12 millones que se materializarán en nuevo hormigón, alquitrán y distintas mejoras del espacio público.

¿Pero qué entradas esquivar y cuándo? Por una parte, la cobertura de la ronda de Dalt empezará el 23 de julio y no acabará hasta el 9 de septiembre. Una obra que supondrá la supresión temporal de los dos carriles más cercanos a la mediana entre las salidas 5 y 6, ya que se tendrá que levantar el muro de hormigón que sostenga la nueva cubierta. Sin embargo, el fin de semana más complicado será el del 19 y 20 de agosto, cuando se pavimente entre las entradas 10 y 11. Aún así, el Gerente adjunto de Movilidad e Infraestructuras, Manuel Valdés, se muestra tranquilizador: estas obras se llevaran a cabo “en el mes más flojo de movilidad en el tráfico”.

Tramo a cubrir de la ronda de Dalt / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

LA RONDA LITORAL NO SE ESCAPA

La ronda del Litoral tampoco quedará libre de maquinaria pesada. Los fines de semana entre el 4 y el 13 de agosto se pavimentará la infraestructura a su paso por el Morrot (entre la salida 14 sentido Besós y la entrada 12 sentido Llobregat). Los túneles, en cambio, ya se han empezado a limpiar y las labores se alargarán hasta el 25 de julio entre las noches del domingo al jueves (los trabajos se llevan a cabo entre las 23 horas de la noche y las 5 horas de la madrugada).

En el caso de la Meridiana, esta será completamente reasfaltada en el tramo que va de la estación de Sant Andreu Arenal hasta la avenida de Rio de Janeiro. Un total de 45.000 metros cuadrados que suponen el 25% de toda la superficie que se pavimentará en Barcelona este 2017. Sin embargo, esta actuación todavía no tiene calendario de inicio y finalización.

Por lo que respecta a la infraestructura de carriles bici, a lo largo de este verano se adaptarán 11 nuevos carriles, entre ellos el del carrer de Pujades (famosos por los encontronazos que provoca con los visitantes del Parc de la Ciutadella). Además, se configurarán 5 nuevos tramos de carril bus, los cuales deben facilitar el despliegue de la nueva red.

LA CIRCULACIÓN SOBRE RAÍLES TAMBIÉN SE VERÁ AFECTADA

La estación del funicular de Vallvidrera también se verá afectada por las obras de mantenimiento, por lo que el servicio se verá substituido por un bus de línea. En el caso de la Via Laietana, la instalación de dos ascensores en la estación de Sant Jaume (L4) supondrá la supresión de uno de los carriles de circulación que suben hacia Urquinaona. Mejoras en accesibilidad que también se están llevando a cabo en la estación del Putxet (en este caso FGC) desde el pasado 23 de mayo y cuya finalización se prevé para el 31 de julio. Un día después que el acceso a la estación de la Barceloneta (L4) haya sido inaugurado.

En el caso del metro, las obras de mantenimiento se llevarán a cabo en la L1 y L3. Si bien en la línea roja el tramo comprendido entre Torras i Bages y Fondo restará sin servicio entre el 31 de julio y el 31 de agosto (el tramo será cubierto por un autobús de línea), las mayores dificultades las vivirán los ususarios de la verde. Mientras que del 29 de julio al 14 de agosto el tramo entre Vall d'Hebron y Canyelles restará sin servicio, del 22 de agosto al 3 de septiembre será el tramo entre Lesseps y la Vall d'Hebron el afectado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.