Motos aparcadas en la Gran Via / METRÓPOLI - JORDI SUBIRANA
Motos aparcadas en la Gran Via / METRÓPOLI - JORDI SUBIRANA

La Guardia Urbana multa cada día a 56 motos mal aparcadas en Barcelona

En 2021, los agentes interpusieron 20.700 denuncias, mientras que la grúa retiró 26.872 vehículos

Guardar
Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta

La Guardia Urbana multa cada día una media de 56 motos que están mal aparcadas en Barcelona. En todo 2021, los agentes interpusieron 20.700 denuncias, según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Barcelona a Metrópoli.

Una agente de la Guardia Urbana denuncia a motos mal aparcadas / TWITTER GUARDIA URBANA
Una agente de la Guardia Urbana denuncia a motos mal aparcadas / TWITTER GUARDIA URBANA

780 MULTAS EN UNA SEMANA, ESTE MARZO 

Este domingo, la policía local barcelonesa dio a conocer a través de las redes sociales que entre el 14 y el 20 de marzo de 2022 ha denunciado a casi 780 usuarios de motos y ciclomotores por aparcar el vehículo en la acera y no dejar tres metros libres para los peatones. Según la Guardia Urbana, las sanciones se engloban dentro de la campaña Respecte als vianants. En este caso, la media diaria de multas es de más de 111. 

Durante años, los distintos gobiernos municipales han sido permisivos con el aparcamiento de las motos en acera. En febrero de 2020, el gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni inició una campaña para recuperar las aceras para uso peatonal. En un principio se señalaron 10 puntos conflictivos de la ciudad y se actuó en ellos. Los emplazamientos eran: avenida de Francesc Cambó (Ciutat Vella); Girona 64 (entre Diputació y Consell de Cent, Eixample), plaza de Joan Peiró (Sants-Montjuïc), Sabino Arana con Gran Via de Carles III (Les Corts), Borí i Fontestà con Can Ràbia (Sarrià-Sant Gervasi), Font d'en Fargues con paseo de Maragall (Horta-Guinardó), Fabra i Puig con Teide (Nou Barris), Neopàtria (entre Fabra i Puig y Rovira i Virgili, Sant Andreu), Bolivia (entre Roc Boronat y Ciutat de Granada, Sant Martí), y plaza del Nord (Gràcia).

El gobierno municipal es de la opinión de que las motos tienen que ir desapareciendo de las aceras y que los usuarios de moto vayan pensando donde dejarán el vehículo antes de salir de casa. Con la moto, como sucede con el coche, no se puede ir de puerta a puerta. Hemos de ir de un párking a otro. "Tenemos una ciudad pequeña y el espacio público tiene que ser prioritariamente para los peatones y el transporte público", dijo Rosa Alarcón cuando era regidora de Movilidad.

PERSECUCIÓN A LA MOTO, SEGÚN EL PP

Por contra, el PP considera que en Barcelona hay una persecución a la moto. Josep Bou, opina: "Colau no tiene suficiente con la persecución al coche, sino que ahora empieza también una caza contra la moto, un vehículo fundamental para la movilidad en Barcelona". Y el concejal Óscar Ramírez, también del PP, apunta que el único objetivo de Colau es freír a multas a los barceloneses. “Hay una clara guerra contra el vehículo privado, también de dos ruedas, y eso sucede en la ciudad europea de la moto".

Motos aparcadas en Barcelona / METRÓPOLI - CR
Motos aparcadas en Barcelona / METRÓPOLI - CR

SEÑALES DE PROHIBICIÓN APARCAR EN LA ACERA 

En estos dos años, las aceras y plazas donde se ha prohibido aparcar han ido a más y el consistorio ha vetado el aparcamiento de motos en tramos de Consell de Cent, Girona, Rocafort, Sots-Tinent Navarro, Alcalde de Móstoles, Buenaventura Muñoz-Sardenya, los entornos del mercado del Bon Pastor y buena parte de la Vila de Gracia y de vía Laietana, entre otros puntos. La prohibición de aparcar es generalizada en las aceras de menos de tres metros y en otras zonas se han colocado señales que prohíben los estacionamiento de motos.

Vehículos retirados por la grúa municipal en 2021 / B:SM
Vehículos retirados por la grúa municipal en 2021 / B:SM

En 2021, la grúa municipal se llevó de las calles de Barcelona 26.872 motos, un 58% más que en 2020 (hace dos años fueron 16.988). En cambio, la Guardia Urbana denunció el año pasado a 20.700 motos mal aparcadas. Existe, por tanto, una diferencia de 6.172 vehículos de dos ruedas que acabaron en los depósitos de la grúa y, posiblemente, no fueron sancionados. Al cierre de este artículo la empresa de Barcelona de Serveis Municipals (B:SM) no había facilitado las distintas tipologías de retirada de motos solicitadas hace casi una semana.

Entre los vehículos que acaban en el depósito y no son sancionados figuran los que se entregan para que sean desballestados. Tampoco lo son aquellos que estaban bien estacionados y que tienen que ser sacados de forma urgente por algún actuación en la vía pública. Sí se multan, en cambio, aquellos coches y motos que son retirados por la grúa y estaban estacionados, por ejemplo, en zonas donde se había avisado previamente de que se iban a hacer una obras o que pasaba una carrera, o los vehículos abandonados, apuntan fuentes municipales.

En Barcelona hay unas 271.000 motos y ciclomotores [ver aquí, datos de 2020] y la ciudad contaba el año pasado con más de 70.000 espacios señalizados para aparcar en la vía pública. Además, las motos pueden estacionar en aceras si hacen más de tres metros y no hay una señal que lo prohíba. Si hace entre tres y seis metros, se puede aparcar en paralelo a la acera, y entre los alcorques, sin entorpecer la salida de los párkings, papeleras, contenedores, y a un mínimo de dos metros de los pasos de los peatones y las paradas de bus. Si la acera hace más de seis metros, los vehículos se pueden dejar en semibatería, siempre que haya más de tres metros libres de paso. El acceso de los motoristas a las aceras se debe hacer con el motor parado y con el conductor bajado de la moto.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.