ARCHIVADO EN:

La ofensiva del Ayuntamiento contra los bicitaxis y Vehículos de Movilidad Personal (VMP), en especial los patinetes, continúa adelante en Barcelona. La cifra de denuncias e incautaciones de estos vehículos por parte de la Guardia Urbana sigue en aumento y no parece que la tendencia se vaya a detener.

Este sábado la policía barcelonesa llevó a cabo un control de VMP en la zona litoral de Sant Martí y la plaza Portal de la Pau, en la que los agentes trabajaron en colaboración con Inspección de Trabajo y B:SM.

DENUNCIAS E INCAUTACIONES

Durante la jornada los efectivos policiales interpusieron "13 denuncias a trixis" y otras 114 a patinetes eléctricos. Además, incautaron 18 vehículos, que fueron trasladados al depósito municipal.

A este balance se suman otras 15 actas de Inspección de Trabajo, que complementaron el dispositivo.

OFENSIVA

La ofensiva municipal contra esta tipología de vehículos suma centenares de denuncias. A finales del pasado mes de julio la Guardia Urbana puso 212 denuncias y ordenó el traslado de 23 bicitaxis a los depósitos de la grúa​ en tan solo dos días. El operativo se llevó a cabo en "puntos de saturación" de los distritos de Sant Martí y Ciutat Vella.

En 2021, hasta mediados de julio la Urbana había sancionado a 883 bicitaxis por estacionar fuera de los espacios habilitados, y a 971 grupos turísticos por circular desde el punto de alquiler hasta el inicio del recorrido autorizado o fuera de itinerarios permitidos.

La policía barcelonesa, además, tiene en el punto de mira el aparcamiento de bicitaxis situado en la calle de Giné i Partagàs, en la Barceloneta, tal y como explicó este medio recientemente.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.