Obras de la L9 del metro de Barcelona / GENERALITAT DE CATALUNYA
Obras de la L9 del metro de Barcelona / GENERALITAT DE CATALUNYA

Gas Natural se lleva el macrocontrato de la L9: más de 44 millones para dar luz al metro

Colau adjudica el último lote del ‘juguete’ de la Diagonal: más de 7,2 millones para proveer los billetes del tranvía

Guardar
Periodista

La empresa Gas Natural Comercializadora será la que suministre electricidad a la línea 9 del metro de Barcelona durante los próximos dos años. El pasado 13 de junio, se hizo con el macrocontrato (que entró en vigor el 21 de junio), que asciende a la nada despreciable cifra de 44.183.127 euros, según se desprende de un documento firmado por Isidre Gavín, presidente de Infraestructures Ferroviàries de Catalunya (Ifercat), un ente que depende de la Generalitat. La L9 es propiedad de esta firma, aunque la explotación de la línea dependa de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB).

La línea se nutre de electricidad a través de dos estaciones receptoras: uno está ubicado en la Sagrera y el otro, en la Zona Franca. “A partir de estas receptoras, se abastece la totalidad de las necesidades energéticas de la línea, a través de diferentes anillos de distribución de 30 kV que discurren a través de los túneles”, dice un informe de Ifercat sobre este suministro. La L9 también dispone de dos acometidas de socorro (de 25 kV) ubicadas en Can Zam (Santa Coloma de Gramenet), una para la tracción y otra para el resto de servicios.

EL CONTRATO FINAL: 66 MILLONES

Según constan en las cláusulas del contrato, “toda la energía a suministrar deberá ser energía eléctrica con certificado de garantía de origen a partir de fuentes de energía renovables”. La compra de energía se hace a una modalidad que combina precio unitario para todo el periodo de vigencia del contrato y precio variable (es decir, sujeto a la volatilidad del mercado). “Con el objetivo de optimizar el gasto económico para la adquisición de energía, se considera necesario establecer los mecanismos para capacitar a Ifercat de la posibilidad de cambiar la opción de contratación durante la vigencia del contrato, pasando de precio indexado en el mercado diario (OMIE) a precios fijos en el mercado de futuros (OMIP). Esta combinación de las dos modalidades de contratación permitirá adecuar mejor los intereses para optimizar el coste del contrato a las dinámicas del mercado eléctrico (mercado diario y mercado de futuros)”, dicen las cláusulas del contrato.

Obras de la L9 del metro de Barcelona / GENERALITAT DE CATALUNYA
Obras de la L9 del metro de Barcelona / GENERALITAT DE CATALUNYA

Además, Ifercat impone la prórroga obligatoria del contrato por otro año más, por lo que el coste total se eleva hasta los 66 millones de euros. “La prórroga será acordada por Ifercat y será obligatoria para el contratista cuando el preaviso se haya efectuado con un plazo mínimo de dos meses de antelación del límite de duración inicial del contrato”, dicen las cláusulas.

EL ÚLTIMO LOTE DEL TRANVÍA

Por otro lado, la Autoritat Metropolitana de Barcelona (ATM) y la empresa municipal Bimsa han adjudicado también el lote que faltaba para completar la construcción de la conexión del tranvía por la Diagonal. En ese lote se engloban los sistemas de señalización ferroviaria, la red de comunicaciones, la megafonía, el circuito cerrado de televisión, la billética, la interfonía y telefonía, el mobiliario, el sistema de información al viajero y la señalización tranviaria, entre otras cosas.

Es éste el último lote que quedaba por adjudicar de la primera fase en lo que hace referencia a la interconexión de los tranvías, una de las apuestas más polémicas de la alcaldesa, Ada Colau. La adjudicación se la llevó la compañía Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas (SICE), que se impuso a la multinacional Alstom Transporte. El precio del contrato se elevará a 7.256.447 euros y su ejecución durará un año y nueve meses. En otras palabras: la última obra de la conexión tranviaria debe estar finiquitada a finales del año 2023.

CASI 80 MILLONES PARA EL ‘JUGUETE’ DE COLAU

SICE es una compañía administrada por SICE Tecnología y Sistemas, y se integra en el grupo Vinci. En 1992, se integró en el grupo constructor Dragados (en esa época, trabajó en la construcción de los túneles del Garraf) y, en 2003, pasó a formar parte del conglomerado de empresas de ACS, el holding de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, tras la fusión de ACS y Dragados. Hasta abril de 2021, SICE estuvo administrada por Cobra Servicios Comunicaciones y Energía, una empresa del emporio de ACS, pero en esa fecha, Florentino Pérez vendió al grupo Vinci su negocio industrial por 4.980 millones de euros, por lo que ambas pasaron a depender de Vinci, una multinacional energética francesa.

Obras de la unión del tranvía por la Diagonal / EUROPA PRESS
Obras de la unión del tranvía por la Diagonal / EUROPA PRESS

Estos más de 7,2 millones de la señalética y los sistemas se añaden a la mordida de los 24 millones adjudicados hace poco más de un mes: Alstom se hizo con un contrato de 15,6 millones para la electrificación del tranvía, mientras que Comsa se hizo con otro contrato de más de 4,6 millones para aportar la superestructura de vía. Además, Contratas Vilor se llevó 2,3 millones para la construcción de las paradas del tranvía y Cobra Instalaciones y Servicios se embolsó casi 1,8 millones para la electrificación de media tensión de la catenaria, equipos de ampliación de potencia y otras obras. Si a esas cantidades se le suman los 46 millones gastados en la construcción del tendido, el juguete de Colau por la Diagonal ya ha supuesto un desembolso para los barceloneses de casi 80 millones de euros. Un juguete, por lo que parece, muy caro. De lujo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.