ARCHIVADO EN:

El presidente de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), Ricard Font, ha defendido este miércoles "flexibilizar" los horarios de lo que se consideran las "horas punta" como una de las maneras de aumentar la capacidad del transporte público en la era post-coronavirus.

En una conferencia telemática sobre el futuro de la movilidad, Font ha abogado por "volver a abrir el debate a si tiene sentido que, teniendo una capacidad, de carga muy grande la concentremos toda entre las siete y las nueve de la mañana".

En el escenario post-Covid, ha dicho Font, se producirá un descenso aproximado del 10 % de la demanda del transporte público como consecuencia del impulso del teletrabajo y la enseñanza a distancia, una movilidad "ineficiente" que "dejará de existir".

PLANTEAMIENTO DISTINTO

Por eso, el vector dominante no pasará a ser el de la oferta sino el de la demanda: "Si ya teníamos un sistema tensionado en horas punta, una manera de encarar el momento transitorio (hasta la nueva normalidad) sería organizar los turnos de manera diferente".

Con todo, y a pesar de este descenso de la demanda que vaticina Font, la inversión en infraestructuras de transporte público seguirá siendo "más necesaria que nunca" una vez pase la pandemia, que también impulsará la digitalización del pago en la movilidad.

El presidente de FGC ha advertido sin embargo de que, como consecuencia de la pandemia, existe el riesgo de que se produzca una pérdida de la confianza hacia el transporte público por parte de los usuarios y que éstos se pasen al vehículo privado, pero que, de producirse esta pérdida, ha dicho que se "recuperará" a largo plazo. Los niveles de movilidad asociada al turismo similares a los de 2019 se recuperarán en 2022 o 2023, ha vaticinado Font.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.