Montaje con Albert García, Tito Álvarez, Paco Narváez, Gabriel Jené, Ricard Riol y Roger Pallarols delante de un espacio pacificado del Eixample / FOTOMONTAJE
Montaje con Albert García, Tito Álvarez, Paco Narváez, Gabriel Jené, Ricard Riol y Roger Pallarols delante de un espacio pacificado del Eixample / FOTOMONTAJE

Los expertos equiparan superillas con más atascos en Barcelona

​Recuerdan que el Eixample acoge las calles principales y fue concebido para la movilidad de vehículos

Actualizado: 22/09/2021 17:46 h.

El Eixample es el distrito más emblemático de Barcelona y el que acoge las calles más importantes de la ciudad. El que define su movilidad. El proyecto del gobierno municipal que lidera Ada Colau de construir nuevas superillas en el Eixample es visto con muchos recelos por los expertos, que temen un incremento del tráfico y más contaminación. Opinan Paco Narváez (ex concejal de movilidad), Gabriel Jené (presidente de Barcelona Obeta), Roger Pallarols (director general del Gremi de Restauració), Ricard Riol (portavoz de l’Associació pel Transport Públic), Tito Álvarez (portavoz de Élite Taxi) y Albert García (portavoz de Amics de la Bici).

PACO NARVÁEZ

Paco Narvaez superilla

Paco Narváez, ex concejal de movilidad con el PSC, es una de las voces más críticas con las superillas. Recalca que “estrangularán el centro del Eixample” y provocarán “una importante ralentización del tráfico en Barcelona”. “También habrá más ruidos y más contaminación”, añade. Y pone como ejemplo el fallido experimento del 8 de marzo de 2020 cuando se cortó la calle de Aragó y las calles paralelas se colapsaron totalmente.

El ex concejal de movilidad señala los atascos diarios que se producen en la Meridiana, “entre la calle de València y Fabra i Puig”. “Si evitamos que los coches circulen por unas calles, atascaremos las otras. Es importante saber diferenciar entre calles principales y secundarias, y no tomar decisiones por motivos ideológicos”, culmina Narváez.

GABRIEL JENÉ

Gabriel Jené

El presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jené, sostiene que las restricciones en la movilidad y los atascos juegan en contra de los intereses del comercio barcelonés. “Estas decisiones tan controvertidas para la ciudadanía deben sustentarse en datos, con una información transparente al respecto que evidencie que las superillas son la mejor decisión. Deben analizarse también las consecuencias que tendrán para los agentes de la zona y para las calles colaterales”, destaca Jené.

El presidente de Barcelona Oberta incide: “Barcelona Oberta apuesta por una movilidad sostenible y a favor de la emergencia climática. Pero la colaboración público-privada y la opinión de agentes tan importantes como el comercio son vitales en este tipo de decisiones”.

ROGER PALLAROLS

roger pallarols superilla

El director general del Gremi de Restauració, Roger Pallarols, pide una visión más metropolitana y menos local al gobierno municipal al referirse al impacto que las nuevas superillas pueden tener para la movilidad. “Debemos retomar la idea de la Barcelona metropolitana. La clase política no puede referirse a ella solo cuando le interesa. No podemos olvidar la opinión de los ciudadanos de las poblaciones próximas a Barcelona que cada día se desplazan a la ciudad. Ellos también son barceloneses, también son Barcelona”.

RICARD RIOL

Ricard Riol

El portavoz de l’Associació pel Transport Públic, Ricard Riol, niega que las nuevas superillas del Eixample puedan tener un impacto negativo para la movilidad de Barcelona. Argumenta que “el tráfico se evapora y consume el espacio que tiene” y pone el ejemplo de Portal de l’Àngel, que hace cuatro décadas era una calle transitable para coches y motos. “El tráfico se acomoda siempre a las nuevas situaciones y es positivo que unas sean más importantes que otras”, esgrime Riol.

TITO ÁLVAREZ

Tito Álvarez

El portavoz de Élite Taxi, Tito Álvarez, explica que “el Eixample está diseñado para que haya circulación por sus calles” y prefiere que se ganen “más carriles para el transporte público” que pacificar calles enteras. “Si cortan calles principales como la Gran Via, la Diagonal, Aragó o València, el resto sufren mucho y se colapsarán. Está claro que los actuales gobernantes no quieren que la gente se desplace en coche por la ciudad”, desliza Álvarez, quien a título personal sintoniza con las ideas de Ada Colau.

ALBERT GARCÍA

Albert García

El portavoz de Amics de la Bici, Albert García, relativa el impacto negativo que las futuras superillas del Eixample tendrán para la ciudad y considera que “es normal” que “la gente tenga una opinión contraria”. “El problema es que partimos de una base errónea. La gente debe cambiar su mentalidad y evitar el uso del coche para desplazarse por Barcelona”, agrega García.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.